Ter Stegen EFE

Marc-André Ter Stegen, el portero de 23 años del Barcelona no da más. Así lo ha demostrado hace varios meses a través de entrevistas, comentarios y en la trastienda del club blaugrana, todo, por su media suplencia en el arco.

Ter Stegen no juega la liga española, donde es titular Claudio Bravo, sin embargo sí es titular en los partidos de la Copa del Rey y la prestigiosa Champions League, un torneo que Bravo también ha dicho -en menos oportunidades, claro- que le encantaría jugar.

El joven alemán insistió en su presión mediática a Luis Enrique, DT del Barça, con varios medios alemanes, según consigna Sport. “Quiero dar el siguiente paso y jugar más porque la situación es clara: si nada cambia, habrá que hablar necesariamente”, dijo refiriéndose a una eventual negociación con el club.

El portero agregó: “Al final de la temporada habré jugado unos 25 partidos. Esto no es poco, pero cuando vuelva de la selección, probablemente ante el Real Madrid en el clásico estaré en el banquillo. A largo plazo, esos 25 partidos no son suficientes para mí”, disparó el germano.

Un poco más recatado, dijo que no sabe sobre su permanencia en el cuadro catalán. “Ni idea. Es demasiado pronto. Jugamos con el Barcelona ahora en la Liga ante el Real y en la Champions ante el Atlético. Eso es lo que cuenta. Después de eso, veremos qué tiene pensado el club conmigo”, concluyó.

Cabe destacar que Claudio Bravo le ha significado un difícil desafío, pues el chileno rompió con el récord de imbatibilidad en el inicio de una liga española y consiguió el Premio Zamora -al portero menos vencido- con el menor porcentaje de la historia, 0,50% goles por partido. Actualmente, Bravo es inamovible en la Liga y tras su amarilla frente a Argentina, quedó libre para regresar a España para concentrarse en su siguiente desafío: el clásico ante el Real Madrid de Cristiano Ronaldo.