Miranda A1

Durante la audiencia de formalización de Julio Miranda Herrera (32), el presunto autor del crimen Alison Calderón (17), el fiscal que lleva la causa hizo un crudo relato sobre los hechos que habrían terminado con el cuerpo de la joven enterrado en el patio de su propio Liceo.

El persecutor Patricio Rosas leyó varios testimonios que recabó el Ministerio Público durante los últimos días, uno de ellos el de la pareja del imputado, Débora Bañales.

“Me voy a ir con (cadena) perpetua. La masacré. La golpeé entera para quitarle su celular. La droga me hizo mal”, le habría confesado Miranda a su pareja, según consigna Emol.

Bañales habría acompañado al imputado primero a Quintero y luego en dirección a Chiloé siendo detenido por Carabineros el sábado pasado en Puerto Montt. Durante el viaje, según la testigo, su pareja le habría confesado llorando el asesinato de la joven.

Según Bañales, Miranda le contó que había golpeado y asfixiado a la víctima para luego enterrar su cuerpo en el patio del Liceo de El Bosque en el que vivía, puesto que su padre es el cuidador del recinto.

La Jueza del 11º Juzgado de Garantía, Alejandra Apablaza, acogió el requerimiento del Ministerio Público decretando 180 días de investigación y prisión preventiva para el imputado.

Miranda cumplirá con la medida cautelar en el penal Santiago I para resguardarlo de las amenazas que acusó recibir al interior de la cárcel.