Sobrino directo de Pinochet desmiente versión de hermana de Jaime Guzmán sobre asesinato del fundador de la UDI

“No puedo aceptar que se cite algo mentiroso, falso y que lleve a conclusiones erradas. Cuando he dicho algo, lo digo de frente. Aclaro esto de frente, ya que he recibido numerosas llamadas”, aseguró Gonzalo Townsend Pinochet.

jaime guzmán

A través de una carta enviada al diario La Tercera, Gonzalo Townsend -quien asegura ser el único sobrino directo de Augusto Pinochet- salió a desmentir a la periodista y hermana de Jaime Guzmán, Rosario Guzmán Errázuriz, luego de que deslizara la idea de que el fundador de la UDI fue asesinado por la propia dictadura, puesto que tras conocerse el informe Rettig, el ex académico de la PUC se había convertido en un peligro para el tirano.

Townsend recordó en su escrito que Rosario Guzmán “expone que se encontró, años después en el sur de Chile, con un señor moreno y corpulento que es sobrino del general Pinochet, quien se le habría acercado en la Catedral de Puerto Montt para mencionarle que su hermano se había convertido en una persona peligrosa para mi tío”.

En ese sentido, el autor de la carta recalcó que “soy el único sobrino directo del general Augusto Pinochet Ugarte que reside en el sur austral Puerto Montt… efectivamente, terminado 1999 me encontré con ella y su familia en una misa en que se nombró a su hermano y a mi madre. Por eso me acerqué a contarle que mi madre había fallecido el 30 de marzo de 1991, siendo sepultada el 31, entierro al que concurrió Jaime Guzmán. El día lunes 1 fue asesinado”.

Pues bien, en otros pasajes de su escrito a modo de desmentido del realizado por la periodista Rosario Guzmán, Gonzalo Townsend criticó que la hermana del fundador de la UDI “señala, entre otras cosas inexactas y falsas, que el general Pinochet tenía cara de felicidad por su muerte. Me tocó estar en el Hospital Militar el día que fue llevado ahí y vi el sufrimiento provocado por tan cruel asesinato”.

Añadió que “felicidad en la cara del general Pinochet no es precisamente lo que había. Venía con la tremenda pena de la partida de su hermana María Inés, a quien había sepultado el día anterior, y por la partida de su amigo, el senador Jaime Guzmán Errázuriz”.

“No puedo aceptar que se cite algo mentiroso, falso y que lleve a conclusiones erradas. Cuando he dicho algo, lo digo de frente. Aclaro esto de frente, ya que he recibido numerosas llamadas”, cerró.

Cabe recordar que la hermana de Guzmán escribió este fin de semana en carta a La Tercera lo siguiente: “¿En qué estaban, cuando te mataron, el dictador, su mujer y su compadre de la Dina, con quienes estabas severamente enemistado, a pesar de continuar en el gobierno? (como esos matrimonios que no se toleran, pero siguen juntos). Te cuento algunos datos para que tú los proceses como quieras: Pinochet le dijo a nuestra madre que él sabía que te matarían ese 1 de abril y que mandó a sus hombres para protegerte, pero que lamentablemente no te encontraron… Cuando yo le había preguntado años atrás a Contreras por qué sentenció en una reunión: “Hay que matar a Guzmán”, él me respondió impertérrito: “Dígale a su hermano que yo no amenazo…”.

Añadió que “alguien me contó en esos días que los agentes de Pinochet estaban infiltrando el Frente Patriótico… Cuando te balearon te condujeron al Hospital Militar y muchos se preguntaron ¿por qué no al hospital de la PUC, que era tu segunda casa?… Al salir Pinochet del quirófano donde te ingresaron se dirigió hacia mí (ya que nuestra madre no estaba en Chile) para decirme que los médicos no habían podido salvarte la vida, mientras su expresión de alivio hacía imposible ocultar su contento… Cuando quien fuera vocero del gobierno militar leyó el parte médico que señalaba: “Fallecido a causa de un atentado terrorista”, le sugirió al doctor que borrara la palabra “terrorista”, lo que el facultativo no hizo… Poco tiempo después, en un lejano rincón del sur, un joven moreno y robusto se me acercó con cara de sentido pésame, comentándome: “Es que su hermano se había convertido en un peligro para mi tío… Hacía rato que le estaba dando demasiados dolores de cabeza”: ¿Y quién es tu tío?, le pregunté. “Augusto Pinochet”, me respondió”.

“El peligro consistía en que habiéndose conocido el Informe Rettig, vendrían los juicios a los responsables de las brutales violaciones a los derechos humanos perpetrados por la dictadura. Y llamado a declarar como testigo, tú no sólo habrías denunciado a Contreras (como ya lo habías hecho para conseguir la disolución de la Dina), sino también a Pinochet, de quien a esas alturas tenías la convicción de que era el máximo responsable”, detalló.

Carta abierta de hermana de Jaime Guzmán: ¿En qué estaban, cuando te mataron, el dictador y su compadre de la Dina? – The Clinic Online

Comentarios