Ministro del Interior dio a conocer la incautacion de droga en el marco de la Operación Chapiquilta

Durante la jornada de este sábado, la Policía de Investigaciones (PDI) entregó su versión luego de que el artista cubano, Pablo Milanés, acusara en pleno concierto que fue tratado “como delincuente” en un par de controles de identidad a su llegada a nuestro país y justo antes de realizar su show en el Gimnasio Municipal de Concepción.

Según consigna radio Bíobío, la PDI aseguró que “funcionarios del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la capital penquista concurrieron hasta el lugar en que se desarrollaría la presentación artística, a fin de verificar la situación migratoria de los extranjeros que trabajan con él”.

Precisó que “mediante las facultades otorgadas por la Ley y el Reglamento de Extranjería de nuestro país, los funcionarios policiales realizaron la fiscalización a quienes son parte del staff del cantante”.

En ese sentido, la policía enfatizó que “se verificó que seis personas de nacionalidad cubana, parte de su equipo, no contaban con la ‘Tarjeta Especial de Trabajo para Turista Extranjero’, no teniendo permiso para ejercer actividades remuneradas en el país”.

Ahora la Intendencia Regional deberá revisar el tema y decidir las sanciones o medidas en cuestión.

Cabe decir que Milanés contó a radio Cooperativa que “he pasado por dos aeropuertos aquí, he presentado mis documentos, como cualquier ciudadano, y llego aquí y me trata como un delincuente: ‘dame los documentos otra vez’”.

“Yo le voy a cantar al pueblo. Quien estuvo 26 años sin venir aquí, por preservar la dignidad y el respeto de este pueblo, para no cantarle a Pinochet. Y viene la policía y me trata con ese irrespeto (sic). ‘Enséñame tu carnet’, como si fuera un delincuente”, denunció el cantautor.

“Si yo hubiera tenido que venir clandestino, venía con el MIR. No venía ahora clandestino, para que ellos sepan cuál es mi trayectoria. Entonces, no admito que me traten así. Si eso se lo hacen a todos los artistas, lo siento por todos los que lo admiten. Eso es inadmisible aquí en Chile. Si eso es una ley, si eso es una forma, se debe echar abajo”, explicó.

“No se utiliza en ningún país del mundo, yo que le doy la vuelta. Primera vez en la vida que me hacen eso”, concluyó el cubano en conversación con la radio.