cabrera-a1

El ex chico Yingo, Iván Cabrera, sigue firme en sus anhelos por entrar a la política siendo concejal representante de la comuna de Conchalí. De hecho su postulación va tan en serio, que de hecho ya ha participado en sesiones fotográficas junto al timonel de RN (partido que lo apaña) Cristián Monckeberg y ha tenido las primeras reuniones para dejar impecable su programa.

En conversación con El Dínamo, el ‘Potro’ reconoció que “RN son los que me están apoyando, sabiendo que yo soy una persona que por más que venga de la televisión también tengo mucha opinión y mucha vocación social. Hay muchos partidos que están tratando de refrescar de alguna manera su visión y teniendo en cuenta que yo soy del sector norte de Santiago, he nacido sabiendo las necesidades del lugar”.

En ese sentido juró de guata que “claramente voy a demostrar que tengo condiciones para ejercer un cargo como ese”.

En otros pasajes de la entrevista, Cabrera aseguró que no entra al mundo político para llenarse los bolsillos de plata, ya que las lucas no son un tema para él: “Soy dueño de un restorán, tengo caballos de carrera. Tengo una academia de baile con más de 100 alumnas. Tengo eventos. Porque hasta el día de hoy me he preocupado de ser un buen artista y no solo bailo, sino que animo para las mejores marcas, hago eventos de casino, de zumba”.

“Yo no pienso ir a hacerme millonario con la política. Yo pienso ir a trabajar”, precisó.

El ex chico de farandulandia también explicó que llegó un punto en el que simplemente decidió no pescar más las críticas sobre él en cuanto a que las figuras del espectáculo no pueden entrar a la política porque en este ámbito no serían un aporte.

En esa línea contestó que ya está chato de “oír cosas como ‘cabeza de chorlito’, ‘cabeza de músculo’, o que ‘ustedes vienen a llenarse los bolsillos de plata’. La gente peca un poquito en no creer en nada. En creer que todos buscamos la plata. Entiendo su dolor”.

Al ser consultado por sus razones para tratar de postular ahora y no antes, Cabrera afirmó que en otros pasajes de su vida aún “no era el momento. Estaba en Yingo en ese momento. Estaba joven y mucho más inmaduro. En cambio ahora estoy en una situación en la que tengo mucho más tiempo. Porque independiente de que se hable que el concejal va solamente una vez a la semana, eso es algo que claramente yo no voy hacer”.

Un punto que Cabrera rescató de Renovación Nacional, y que ayudó a motivarse en esta aventura fue que “me dijeron en el partido que mi trabajo es digno, que lo hago bien y que me permitirán hacerlo”, todo esto referido obviamente a lo que es el baile, los eventos y el espectáculo.