Margot Honecker

Una treintena de familiares y amigos participaron hoy en el funeral de Margot Honecker, viuda del que fuera máximo dirigente de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA) Erich Honecker, que falleció este viernes en Chile a los 89 años.

La ceremonia se realizó en el cementerio Parque del Recuerdo, en el barrio santiaguino de Huechuraba, donde los restos de Honecker fueron incinerados.

Fue un acto discreto al que no asistieron representantes del mundo político, solo algunos militantes del Partido Comunista.

Eduardo Contreras, exembajador chileno en Uruguay, destacó el apoyo de Honecker a los exiliados chilenos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Abrió sus puertas cuando en Chile hombres y mujeres eran detenidos desaparecidos, ejecutados, torturados. Ellos salvaron muchas vidas. Mucha gente que debió estar aquí no está, ellos arriesgaron mucho, abrieron sus puertas, fueron un país muy generoso”, dijo Contreras.

Margot Honecker era la viuda de Erich Honecker (1912-1994), quien dirigió la RDA entre 1976 y 1989, un año antes de la desaparición del país como consecuencia de la caída del Muro de Berlín y el fin del bloque soviético.

Ambos se refugiaron en diciembre de 1991 en la embajada de Chile en Moscú, a cargo entonces de su amigo el dirigente socialista Clodomiro Almeyda, y ahí permanecieron hasta julio de 1992.

Ese mes, el Gobierno ruso, tras una negociación diplomática, entregó a Erich Honecker a las autoridades alemanas, que lo juzgaron por la muerte de 49 alemanes orientales abatidos al tratar cruzar el Muro de Berlín.

Margot, en cambio, viajó a Chile junto a su hija Sonia, casada con un chileno.

Erich Honecker fue liberado por razones humanitarias a principios de 1993, ya que padecía un cáncer terminal que acabó con su vida en mayo de 1994, en Chile, hacia donde viajó tras su excarcelación.

Desde entonces, Margot Honecker vivía en un barrio de Santiago de Chile con una pensión del Estado alemán de unos 750 dólares, ya que no le fue reconocido su trabajo como ministra de Educación durante el régimen que encabezó su marido.