BIANCHI

“Insólito, ordinario, como toda mala excusa. La auditoría no revela cosas nuevas, más bien le pone números a delitos ya conocidos”.

Así reaccionó desde Estados Unidos el periodista deportivo, Felipe Bianchi, al comentar en entrevista con La Segunda el informe que la directiva de la ANFP dio a conocer ayer, luego de que Deloitte auditara por tres meses la administración de Sergio Jadue en el fútbol chileno.

El comunicador sostiene que es inverosímil que los hechos expuestos por Arturo Salah y Andrés Fazio causen sorpresa, puesto que “los primeros comentarios de radio y TV y las primeras columnas revelando quiénes eran Jadue, Jaque y Etcheverry y los demás datan de principios de 2011. Con pruebas incluidas, pero no quisieron escuchar. Les dio lo mismo porque les convenía el escenario. Al punto que luego lo reeligieron y crearon una comisión falsa para lavarle la imagen”.

Por eso es que Bianchi exclama que “el estupor es tan ridículo y obsceno como el de los que se sorprendieron por los detenidos desaparecidos de la dictadura. Un insulto a la inteligencia humana. Supongo que nadie les cree”.

Para el periodista, hay un pirámide de responsables, pasando por el Consejo de Clubes, funcionarios e instituciones. “Todo pasó porque dejaron que pasara”, sostiene.

Respecto de la responsabilidad de la actual mesa directiva, responde que  son “completamente responsables, ellos lo pusieron ahí, participaron, lo reeligieron y negaron los hechos una y otra vez (…) gracias al FBI fue imposible seguir mintiendo”.

En este escenario, afirma que “nadie garantías”, y que “lo razonable inteligente y sano hoy es seguir dudando”.

Reconoce que con la auditoría se avanzó algo, pero la verdadera medición llegará con los castigos.

Finalmente, y consultado por el informe del expresidente de la UC, Jaime Estévez, en donde se señaló que todo estaba en orden, contesta categórico: “una vergüenza espantosa y acaso criminal”.

ANFP revela las trucherías de Jadue en su paso por el fútbol chileno: “aquí hubo una organización para delinquir y defraudar” – The Clinic Online