Muhammad Ali EFE

El legendario excampeón del mundo de los pesos pesados, el estadounidense Muhammad Ali, permanece ingresado en un hospital de Phoenix (Arizona, EEUU) en estado “muy grave”, según informaron hoy el canal NBC y Los Angeles Times, que citaron a fuentes “cercanas” al exboxeador.

Horas antes, el portavoz de la familia de Ali, Bob Gunnel, informó de que éste fue ingresado hoy en el hospital tras sufrir problemas respiratorios.

Gunnell, a través de un comunicado oficial, señaló que Ali, de 74 años, sintió dificultad al respirar y los médicos ya le estaban tratando en el centro médico de Phoenix, en el que fue ingresado.

Ali desde hace años pasa la mayor parte del tiempo en la residencia que tiene en el área de Phoenix, donde las condiciones del clima son las más apropiadas para su condición de salud, dado que sufre la enfermedad del Parkinson desde hace varias décadas.

Gunnell indicó entonces que la atención médica que recibe es más como medida de precaución, sin que su condición generase una situación grave, algo que habría cambiado en las últimas horas de acuerdo con la información obtenida por NBC y Los Angeles Times.

“Esta siendo tratado por su equipo de doctores y se encuentra en buena condición”, destacó Gunnell en su comunicado.

“Un breve informe médico será ofrecido por el hospital para dar a conocer su estado, mientras que la familia de Ali pide que se respete su privacidad”, agregó el portavoz de la familia.

Gunnell no quiso dar a conocer más detalles sobre el tipo de tratamiento que recibe.

Ali, considerado como el púgil más grande en la historia del boxeo, a pesar de sufrir la enfermedad del Parkinson durante muchos años siempre se mantuvo activo en todo tipo de programas benéficos y viajes a través del mundo.

Su última aparición pública se produjo en abril en un acto para recaudar fondos destinados a organizaciones caritativas en Arizona