hasbún A1 feo

“No entiendo cómo este niño se mete en estas huevás”.

Con esta frase que le dijo su padre cuando quiso ser alcalde, el diputado UDI Gustavo Hasbún (42), reapareció en entrevista con la revista Sábado de El Mercurio para hablar de política y de lo que ha sido su carrera en este ámbito donde la consigna es simple y clara: La cosa es sin llorar.

En ese sentido, el parlamentario gremialista se hace cargo de la lluvia de memes que ha tenido en su historia y reconoció que “el viejo (su papá) sabía lo que iba a pasar… que me iban a hueviar”.

Al ser consultado por lo que siente cuando lo suben al columpio o lo tratan de tonto, el periodista y diputado por La Florida contestó que “nada. Lo tomo de quién viene. Lo que me hiere es cuando alguien con argumentos me hace entender que me equivoqué. Aquí en la política me han tratado de poco serio, por mi forma de ser, porque muchos creen que la risa abunda en la boca de los tontos. Pero eso básicamente es porque está llena de tontos graves, que ni siquiera miran al lado para saludar”.

Sobre los webeos que recibe en redes sociales, reconoció que “miro, pero me da lo mismo, no pesco, qué voy a hacer”. En ese sentido recalcó: “Sabes qué pasa? es que la gente que me desacredita es gente de izquierda”.

En este punto se lanza en picada contra esas “minorías” que “han sacado la voz y se están imponiendo a lo que quiere la mayoría. Y esas minorías son de izquierda. Y de una izquierda obsoleta. Aquí las minorías, por miedo a su violencia verbal, se imponen al resto”.

Añadió que “la sociedad critica a la clase política y en su vida diaria son peores que los políticos. Mira cómo evaden el Transantiago. EL nivel cultural es muy bajo. Somos frescos por naturaleza: mira de dónde venimos ¿quiénes son los primeros hueones en colonizar Chile? Puros delincuentes. Lo peor de lo peor. De ahí venimos y es nuestra realidad”.

“No estamos preparados para enfrentar transformaciones de fondo mientras no haya cambios de conducta. Y eso me emputece”, admitió Hasbún.

Pese a que su hermano, el economista Enrique Hasbún, está de acuerdo con la opinión general de Gustavo, manifestó que le ha dicho varias veces que tiene que buscar “una mejor manera de decir las cosas”.

Para el ex alcalde de Estación Central, “la política es ingrata. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio”.

Con respecto a la UDI, el ex alumno del Saint George’s analiza que el gremialismo “ha perdido credibilidad porque dejó la calle. Dejó de ser lo que éramos, de estar en terreno. No creo que el llamado financiamiento irregular tenga que ver con eso”.

“No hay nadie que no haya recibido financiamiento irregular, nadie”, resaltó con una reconocida “rabia tremenda”.

Desde la revista Sábado le preguntan si puede decir quiénes han financiado sus campañas, a lo que Hasbún responde que “sí, no tengo ningún problema”. Luego de eso es consultado por si lo podría decir en ese momento, a lo que el parlamentario suelta un claro “no.

A renglón seguido explica que eso se debe a que “no sé lo que podría significar esto. Lo diría cuando no se estigmatice a la persona que me ayudó”.

Agregó que “para mí el financiamiento irregular no es delito. Por lo mismo la sanción no debe ser penal y no creo que tengan que aumentar las penas de cárcel. Basta con sanciones administrativas”.

La entrevista vuelve a retomar el punto sobre su forma de ser. Hasbún no tiene reparos en decir que “soy así, donde voy agarro para el hueveo a alguien. No dejo de saludar a la gente”.

“eso el electorado lo percibe de buena manera”, cierra el parlamentario.