Pantallazo

“He decidido suspender ‘sine die’ mi cruzada mundial para iniciar una contraofensiva en Chile contra las “retroexcavadoras” que amenazan no solo el modelo económico que nos ha puesto en el umbral del desarrollo, sino que también nuestras libertades. Por cierto, será una contraofensiva con ideas claras, pero también con amistad cívica”. Así empezaba “Defender nuestro Chile”, la carta que José Piñera, padre del sistema previsional, envió a su círculo más cercano antes de volver a nuestro país.

El exministro de Pinochet y hermano del expresidente Sebastián Piñera, continuó diciendo que consideraba su deber volver a luchar a Chile. “Les aseguro que expropiar los fondos de pensiones (USD $160.000 millones) de 10 millones de trabajadores sería una bomba atómica contra el modelo económico y la paz social”, añadió.

El economista tuiteó que todo era perfectible y que publicaría sus propuestas para mejorar el modelo a través de la red social, sin embargo, después texteó que lo haría por televisión. Aunque estaba agendada una entrevista exclusiva con El Informante de TVN, Piñera apareció en “Ahora Noticias” y en una breve entrevista con Soledad Onetto, el exministro de Pinochet dijo que el sistema ha sido “un enorme éxito“.

“Es el sistema que ha acumulado una cantidad de dinero que equivale al 70% de la economía. Nunca en la historia de Chile ha habido tantos recursos, de los trabajadores, que están dinamizando la economía y han hecho crecer a Chile”, dijo.

El economista agregó que nunca se hizo una promesa cuando se reformó el sistema, sólo la de resguardar la plata y transformar los ahorros en un fondo de pensiones.

Este sistema es como un Mercedes Benz. Es un auto bien hecho, sofisticado, lleno de seguridad, pero hasta los Mercedes Benz hay que echarles bencina para que funcionen”, dijo y sumó que la bencina del modelo es el aporte mensual.

El exministro de Pinochet recalcó que el sistema se ha mantenido durante estos 36 años porque es un éxito. Una de las propuestas es elevar la taza de cotización porque la expectativa de vida subió desde 1980. “Los gobiernos no han ajustado los parámetros”, responsabilizó.

“Si mañana alguien descubre un invento que nos hace vivir a todos 100 años, vamos todos a tener que trabajar más tiempo“, agregó Piñera.

El padre de las AFP defendió la rentabilidad de su modelo pero criticó la falta de educación previsional que las administradoras han aplicado a la sociedad.

“Si la presidenta se comprometió con la AFP estatal, y yo comprendo que ella no puede retirar ese proyecto, yo le ofrezco mi colaboración para que esa AFP estatal sea hecha dentro de la lógica del Decreto Ley 3.500, no sea competencia desleal, tenga un directorio como el Banco Central, que no sea cuoteado, de manera que exista una AFP más, que no sea un problema”, ofreció José Piñera.

El economista dijo confiado que ha ayudado a 30 países a implantar el sistema y que todo se puede mejorar.”He sido convidado a la Casa Blanca”, expresó.

“Yo le pasaría la comisión al empleador”, propuso: “El empleador va a tener el incentivo de ayudar al trabajador a elegir AFP”, ideó.

Resaltó que una de las genialidades del sistema es que el 100% de la rentabilidad de los fondos de pensiones va al trabajador. “Ha habido una transferencia masiva de riqueza hacia los trabajadores chilenos como nunca en la historia, por eso soy un optimista de Chile”

Sobre la marcha masiva “No a las AFP” y la crítica social, él dice “entonces ¿Por qué su presidenta Bachelet no la cambia? (…) 700 o 100 mil personas son una fracción frente a 10 millones de chilenos“.

“Le ofrezco al gobierno ayudarlo a salir de este atolladero”, comentó.

En síntesis, el economista planteó: más ahorro a partir del cambio en los parámetros, más pilar solidario, menos comisión porque pasa al empleador, una AFP estatal que no rompa el sistema, sino que esté en el sistema. “Les advierto que esto no va a subir las pensiones, sería un milagro”, agregó.

Más tarde, estaba programada una entrevista grabada de José Piñera  en El Informante de TVN, la que sería una conversación exclusiva. Cuando la emisión comenzó, se mostró un video introductorio en el que aparecían ciudadanos que calificaban de “horrible” el sistema de pensiones.

“Ustedes presentan estas notas y descinforman a la población de una manera atroz. Esta nota está llena de problemas, llena de falsedades, llena de mitos”, fue lo primero que dijo el economista y agregó “llegó el momento de que hablemos con la verdad”.

Piñera, quien tenía como objetivo expresar sus propuestas para mejorar las AFP, se indignó por lo que él llamó “un video sesgado” y se negó a entregar las soluciones que iba a exponer en primera instancia.

“Todo está basado en cierta mentira y es muy grave”, expresó. “No voy a poder hacer propuestas si estoy precedido por un video como este. Las propuestas las tendré que hacer en otro programa”.

La emisión de Televisión Nacional terminó sin las ideas reparadoras que traía el exministro de Pinochet.

En su cuenta de Twitter, Piñera expresó más temprano que “Nuestra Revolución por la Libertad (modelo, SFP, Constitución) salvó a siete millones de chilenos de la pobreza (de 50 a 7,8%)” y acompañó sus palabras de un gráfico titulado “El despegue de Chile“, que también lo mostró en el programa de Juan Manuel Astorga.

Acta Nº 398: El día en que Pinochet y José Piñera debatieron sobre el sistema previsional

“Estoy actuando como abogado del diablo en esto, porque quiero que mi conciencia quede tranquila sobre lo que se va a hacer. Hay que estar tan seguro, que cuando uno coloque la firma no quede después sin poder dormir”, le dijo Pinochet a José Piñera cuando este, como ministro de Trabajo, le expuso los rasgos del nuevo modelo de pensiones que se quería instaurar.

El 16 de septiembre de 1980 se realizó una Sesión Secreta Legislativa de la Junta Militar para discutir el modelo de las AFP. Ante Augusto Pinochet, José Piñera exponía lo que sería la reforma al sistema previsional. Pero el dictador no estaba del todo convencido: “El sistema lo encuentro maravilloso; opino que es necesario implantarlo y que urge hacerlo pues hay que cambiar todo esto, pero siempre he manifestado lo siguiente, y creo que me lo han escuchado varias veces: ¿quién administrará la plata? Eso me produce alergia, porque también sé que hay varios señores, que se están haciendo millonarios en este país, que han enviado gente a estudiar el sistema porque desean operar en él. También estoy consciente de eso. Por lo tanto, Ministro, todo está bien, pero cuando llegamos al aspecto de la administración de los fondos ahí es donde se me produce una detención”.

Uno de los temores del dictador era que un grupo o un sujeto se apropiara de la plata de los chilenos y se fuera del país. Pinochet predijo que iban a aparecer dos o seis imperios del dinero que a la larga controlarían el sistema. “Eso es lo peligroso. No será ahora, sino que con el tiempo. En ocho o diez años tendrán al país en sus manos”, apuntó y después propuso una administradora estatal. Fernando Matthei, militar de la Junta, contrarrestó diciendo que después el gobierno pasaría a manos de la DC y que la AFP del Estado funcionaría como una “tremenda caja electoral” o “un gran sistema de reparto de pegas”.

“Usted va a hacer que todos los trabajadores, que son tres millones, se interesen en que haya gobiernos que manejen la hacienda pública en forma responsable, que no sean demagogos sino administraciones serias. Es decir, de alguna manera se hace propietario acá a cada trabajador”, remató Piñera, intentando convencer a la mesa.

El 4 de noviembre del mismo año, se firmó el decreto que marcó el inicio del sistema de jubilaciones actual.