Andrés Navarro, socio de AFP Modelo: “mucha gente que opina en contra del sistema es por razones ideológicas”

El empresario critica una falta de legitimidad en el origen del sistema, por haberse instalado durante la dictadura de Augusto Pinochet, “de la misma forma que cuando se planteó la discusión de la Constitución. (…) Bueno, recojamos eso y hagamos una Constitución que todo el mundo considere que fue hecha de forma democrática”.

15 de Febrero  de 2016 / SANTIAGO Tematica AFP e isapres  FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

El socio de AFP Modelo, Andrés Navarro, se sumó al debate previsional que se instaló en nuestro país tras la multitudinaria marcha “No + AFP”, de hace dos semanas.

En el año 2010, su familia creó la AFP Modelo, logrando desde ese entonces dos veces la licitación de nuevos afiliados al sistema.

En entrevista con La Tercera, el también socio de Sonda y presidente de SalfaCor, defendió el sistema de AFP, aseguró que la suya es la única que pertenece totalmente a capitales chilenos, e indicó que no teme a que el tema se discuta, pero que se haga con “franqueza”, para definir qué sistema previsional quieren los chilenos, ya que así se le dará legitimidad a largo plazo.

“Hay un tema básico que aún no se ha dicho explícitamente. Creo que entre quienes están en contra y dicen ‘No más AFP’ hay mucha gente que no está de acuerdo con que este ahorro previsional sea administrado por entidades privadas”, señaló el empresario.

En esa línea, Navarro cree que “mucha gente que opina en contra es por razones ideológicas. No les gusta el lucro ni que haya privados encargados de administrar estos fondos, en un sistema competitivo, donde se cobran comisiones”.

Así, sostiene que “lo primero en que debemos ponernos de acuerdo es cómo debe ser administrado este sistema de ahorro previsional obligatorio. ¿Está bien que lo administren los privados o alguien prefiere que sea el Estado? (…) Es un sentimiento en contra de que sean los privados los que administran”.

Afirma que la discusión debe partir en “si es que estamos de acuerdo con que exista un sistema de ahorro, obligatorio, y que éste sea a través de cuentas individuales administradas por privados. Esa discusión tiene que zanjarse. Y si estamos todos de acuerdo en que este es el sistema apropiado, ahí habrá que buscar los parámetros, edad de jubilación, tasa de cotización, a cargo del empleador o del empleado”.

Dice que el camino es hacerlo a través del Congreso; “hay que pedirles a todos los sectores responsabilidad, sinceridad, y luego, que los aspectos técnicos se deleguen en las personas competentes”.

Personalmente, piensa que cambiar el sistema radicalmente “sería un retroceso para el desarrollo del mercado de capitales chilenos. En el mundo, los sistemas de reparto están desfinanciados y significan una carga fuerte para el Estado. La mayoría de los países que tienen esos sistemas están tratando de salirse”.

Respecto a la irrupción esta semana de José Piñera, dijo que “yo nunca me asusto de que haya más personas opinando de los temas; mientras más gente opine con argumentos, mejor. José Piñera es uno más, que en su momento fue muy relevante, porque participó en la creación del sistema”.

Cree que la reputación del actual sistema sufre por haberse llevado a cabo en dictadura, “de la misma forma que cuando se planteó la discusión de la Constitución, siempre consideré que la principal razón para entrar al debate constitucional era resolver la falta de legitimidad en el origen. Bueno, recojamos eso y hagamos una Constitución que todo el mundo considere que fue hecha de forma democrática”.

“Creo que podríamos equipararlo al tema constitucional, en el sentido de que fue hecho en una época donde no existía un Parlamento elegido democráticamente como el de ahora. En ese sentido, uno podría pensar que esto no se discutió debidamente en la sociedad chilena. Reconociendo eso, creo que el sistema tiene muchas virtudes. También hay que tener en cuenta que ha sufrido modificaciones y perfecciones durante el régimen democrático, cambios que le van dando legitimidad”, añadió.

Explicó además que “la pensión será siempre proporcional al ahorro: mientras más ahorro, mejor pensión. Dicho lo anterior, dado que hay quienes por razones laborales no logran ahorrar mucho, existe un Pilar Solidario. El Estado y la sociedad tenemos que garantizarles una cierta pensión mínima, que creo hay que seguir reforzando”.

Una solución

Navarro está de acuerdo con la propuesta de Sebastián Piñera de subir el aporte del Estado al Pilar Solidario del 0,7% del PIB al 1%. Pero admite que “el tema es de dónde sacamos los recursos para hacer todas las cosas que nos gustaría hacer”.

Por otro lado, apoya la idea de subir la edad de jubilación: “creo que se ha tardado mucho en reconocerse que la esperanza de vida de los chilenos ha aumentado. Es inevitable, estamos viviendo mucho más, y hay que mantener la proporción entre años activos, cuando estás trabajando, y pasivos, cuando estás recibiendo. Si los años activos siguen igual y los pasivos aumentan, se hace inviable”.

Asimismo, asegura que existe un consenso en que la cotización debería aumentar entre el 14% y 15%, y que él lo haría a cargo del empleador.

Sostiene que una AFP estatal, “para el sistema no tiene ningún perjuicio, pero dado que los recursos del Estado son escasos, yo prefiero usar esos fondos en fortalecer el Pilar Solidario. En el sistema lo importante es que haya más competencia, menores comisiones y mayores rentabilidades”.

“La AFP estatal será una más en el sistema. Con el esquema de comisiones que existen hoy, no es fácil para una AFP estatal financiarse, porque la comisión más baja está en 0,41%, y esa es una comisión complicada para una AFP que está partiendo”, agregó.

Por eso, no cree “que sea posible pensar en comisiones de administración más bajas que las que hay hoy. Sería a costa de absorber enormes pérdidas”.

Carlos Peña y la irrupción de José Piñera: El narciso y el individualismo de las AFP – The Clinic Online

The Clinic Newsletter
Comentarios