Inacap Fuente Inacap.cl

Una serie de informes al Consejo de Defensa del Estado (CDE), la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y al Ministerio de Educación solicitó el senador PS Alfonso De Urresti para despejar las dudas sobre la propiedad y el traspaso ocurrido a fines de la dictadura del Instituto Nacional de Capacitación Profesional, Inacap.

Los documentos, que fueron solicitados vía oficio por el parlamentario en la última hora de incidentes en la Sala del Senado, buscan transparentar la situación de la institución de educación superior Inacap -que hoy integran el Instituto Profesional, el Centro de Formación Técnica y la Universidad Tecnológica- y que se evalúe la presentación de acciones penales contra los presuntos responsables.

De Urresti fue el más enérgico el día en que se aprobó en el Senado el proyecto de ley que permite que los Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) que quieran acceder a la gratuidad en 2017 se transformen en corporaciones sin fines de lucro. Ese día el senador PS se abstuvo y pidió analizar profundamente la naturaleza jurídica de Inacap para recuperar la presencia del Estado en su Consejo Directivo.

Tras la polémica, en la que la propia CPC y algunos expertos en educación criticaron la idea de “estatizar” el Instituto Profesional, el senador volvió a la carga el miércoles pasado en la hora de incidentes de la Cámara Alta, pidiendo que los organismos fiscalizadores como el CDE y el Mineduc informen fidedígnamente sobre la manera en que Corfo dejó de tener injerencia en el establecimiento de educación superior.

Los antecedentes serán solicitados oficialmente la próxima semana por el mismo parlamentario, según comentó a The Clinic Online. “Aquí en definitiva se ha querido distorsionar el tema diciendo que nosotros queremos expropiar. Lo que queremos es que se clarifique quién es el dueño porque nunca se ha traspasado la propiedad, simplemente se hizo un reemplazo de directores de la CPC sobre Corfo y el Mineduc, así que eso es en lo que estamos insistiendo. Es importante que el CDE se haga presente en esta presentación que se asemeja mucho a lo que ha ocurrido con Cema Chile”, dijo el parlamentario.

De todas maneras, este medio publicó una serie de documentos reservados que revelan cómo la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) estudió y preparó el traspaso a la CPC como miembro activo, dejando al Estado con una presencia mínima a través de un director elegido por Sercotec.

Además, los informen constataban el “precio” estimado de la transferencia, que para 1988 la misma Corfo fijó en $3.276,4 millones, con cuotas anuales reajustables de más de $218,4 millones por 15 años. Sin embargo, lo “pagado” finalmente fue un convenio de becas y capacitaciones que se valoró en menos de $350 millones de la época.

El senador representante de la Región de Los Ríos agregó que “lo que hemos solicitado es que se analice e investigue la situación y se dé cuenta a la ciudadanía de cómo se realizó este traspaso. Nadie ha pedido que Inacap se expropie, sino que el Estado investigue y actúe directamente o a través del CDE y recupere un bien que es de todos los chilenos. Valoramos a sus estudiantes, funcionarios y académicos, pero eso no debe impedir aclarar el proceso con el cual se tomó el control del directorio y se vulneró el objetivo básico de estar al servicio de la formación de los trabajadores y ciudadanos de este país desde el año 1966”.

Mineduc investiga, mientras la CPC se abriría a un reingreso del Estado

Tras la polémica, desde la CPC han señalado en reiteradas oportunidades que la institución no lucra y que se trata de un “modelo exitoso de alianza público-privada”, tal como lo señaló el presidente de su directorio, Lorenzo Constans, al diario El Mercurio.

Sin embargo, la propia entidad gremial no hizo comentarios a los informes revelados por The Clinic Online que demuestran cómo se preparó la salida de Corfo para permitir el ingreso de los gremios empresariales a una institución que nació con la intención de capacitar a trabajadores en 1966, con recursos aportados por el Estado.

Eso sí, algunos miembros del directorio de la CPC se habrían mostrado abiertos a estudiar una forma de cambio de estatutos que signifique el reingreso de representantes del Estado a la Corporación Educacional Inacap.

Uno de los parlamentarios que ha abogado por el estudio del traspaso de Inacap y que ve con buenos ojos un reingreso de directores nombrados por el Estado al Instituto es el también senador PS Carlos Montes.

Por su parte, fuentes consultadas por este medio señalaron que el Mineduc ya está investigando a fondo este tema y estaría preparando un informe sobre la situación el instituto desde antes que lo solicitara el senador De Urresti.

“Me gustaría ver al Ministerio de Educación con una voluntad decidida de recuperar el control del Inacap, sobre todo cuando hoy día se está poniendo un esfuerzo fundamental sobre la educación técnico profesional en este país. Es contradictorio que el Estado siga siendo dueño de esta institución, que haya permitido que sea controlada por la CPC y tengamos que gastar millones y millones en una nueva institucionalidad. Creo que ahí tiene que haber una decisión política y al menos así se lo hice presente a la ministra de Educación, que ella lidere y tenga la decisión política de recuperar Inacap. (El Mineduc) está elaborando un informe y están estudiando la situación, pero creemos que tiene que haber más voluntad política por parte del ministerio”, señala De Urresti.

En tanto, el viernes pasado el rector de la Usach, Juan Manuel Zolezzi, señaló durante un seminario que si se llegara a repatriar el Instituto, la casa de estudios que dirige se podría hacer cargo.

“Si el Estado decide renacionalizar Inacap, por la vía que sea y para el bien de los jóvenes chilenos, nuestra Universidad de Santiago está en condiciones de asumir esta situación a nombre del Estado de Chile”, dijo.

Los informes reservados de Corfo que revelan cómo le traspasaron Inacap a la CPC a fines de la dictadura – The Clinic Online