solange huerta

Tras una investigación de dos meses, el Servicio Nacional de Menores (Sename) entregó la cifra oficial de niños, niñas y adolescentes que han muerto bajo su tutela en los últimos años.

La directora del Sename, Solange Huerta, anunció que desde el 1 de enero de 2005 al 30 de junio del año 2016 fueron 210 los menores que fallecieron específicamente en el sistema residencial, esto en centros tanto administrados por el Servicio como por particulares, mientras que otros 33, murieron en centros de justicia juvenil, sumando así 243 en total.

De los 210, 113 presentaban algún grado de discapacidad al momento de su fallecimiento y 74 tenían menos de 6 años.

Huerta aclaró la inconsistencia de la nueva cifra con la entregada anteriormente por el propio Sename respecto de las muertes de los menores, en medio de los cuestionamientos que surgieron en contra del Servicio tras la muerte de una menor de 11 años al interior de una de sus residencias, que recordemos, terminó con la renuncia de la ex directora nacional del organismo, Marcela Labraña.

“Quiero dar cuenta acá que la diferencia que se produce con los 185 informados inicialmente y la cifra actual, se debe al procedimiento riguroso aplicado ahora que permitió tener un mayor acceso a información y además a una diferencia de fechas, ya que con antelación sólo se entregó información de niños fallecidos hasta el 30 de mayo del presente año”, sostuvo en conferencia de prensa a CNN Chile.

Por otro lado, la autoridad informó que 406 menores han muerto en el mismo periodo en programas ambulatorios del Sename, esto es, niños que no residen en sus centros, pero que se encuentran en alguno de los programas de protección del organismo. Del total de dichos casos, 49 fallecieron por causas no concluyentes, 177 por causas asociadas a alguna enfermedad y 180 por causas no asociadas a enfermedades.

Respecto de las causas de muerte, Huerta, aseguró que tal como pudieron constatar en los certificados de defunción de los 210 menores, del total, 131 fallecieron por causas asociadas a una enfermedad, 32 casos no estaban asociados a una enfermedad y en 47 casos la causa de muerte no fue concluyente.

Entre las causas asociadas a enfermedades, la ex fiscal aseguró que en su mayoría se tratarían de “infarto cerebral, infarto agudo al miocardio y cáncer testicular”. En el caso de las muertes no asociadas a enfermedades puntualizó: “se trata de asfixia por broncoaspiración, muerte en accidentes de tránsito, sumersión y otras”.

Huerta informó que toda la información racabada por el organismo fue remitida al Ministerio Público, que investiga precisamente los fallecimientos de menores ocurridos al interior de los centros del Sename.

Por otro lado, la autoridad explicó que en centros de justicia juvenil y en programas ambulatorios relativos a esa área, en los que interviene el Sename, murieron en el mismo periodo 33 adolescentes de entre 14 y 18 años.