Cristián Barra A1 01

El Consejo de Defensa del Estado (CDE), presentó en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, una querella por malversación de caudales públicos contra el ex jefe de Estadio Seguro, Cristián Barra.

Según consigna El Mercurio, la arremetida judicial busca que Barra devuelva un iPad y un microproyector -avaluados en US$1.178 y US$380 respectivamente-, que fueron adquiridos por la Subsecretaría del Interior en 2011 y 2013.

De acuerdo al documento, “el querellado ha sido requerido para que efectúe la entrega de los mismos, por la Subsecretaría del Interior (carta certificada de fecha 8 de abril de 2014) y por este mismo Consejo (carta de 13 de junio de 2016), sin que se haya verificado a la fecha el reintegro”.

La querella añadió que “una vez que dejó la función pública, en marzo de 2014, momento en que se generó la obligación de restituir, no hizo devolución de estos bienes muebles”. Por esta razón es que el CDE afirmó que la ex autoridad “ha generado un perjuicio fiscal total de $1.060.000, considerando el valor dólar de esa fecha”.

En otros pasajes de su postura, el organismo estatal manifestó que aquí se produjo un “atentado contra la confianza depositada en un importante funcionario de esa repartición”.

De acuerdo al matutino, el CDE pidió al Ministerio Público que cite a declarar a Barra, al mismo tiempo que solicitó abrir una investigación a la PDI.

En conversación con El Mercurio, Cristián Barra sostuvo que “antes de irme del Gobierno yo hice un depósito al Ministerio del Interior para pagar mi teléfono y mi iPad, que los usé durante cuatro años”.

En tanto, juró desconocer el tema del microproyector. Y aseguró desconocer situación del microproyector.

Cabe decir que el delito imputado tiene una pena que va desde los 3 años y un día a cinco años.