educacion-no-se-vende-e1330540952572

“Creo que hay que eliminar el CRUCh, que hoy es un verdadero monopolio. Es un sistema que discrimina a los ciudadanos chilenos, genera una diferencia automática entre los que estudian en una universidad del CRUCh y los que no. Sólo por el hecho de pertenecer a una universidad de este grupo tienes más beneficios; desde el punto de vista del estudiante, creo que es muy injusto que tus oportunidades dependan de la institución a la que entraste” disparó el economista marroquí, Jamil Salmi.

Salmi estuvo por 20 años a cargo de los programas de educación superior del Banco Mundial y es conocido como “el economista de la educación”. El experto, en entrevista con el diario Las Últimas Noticias, aseguró que “el criterio principal para que el Estado otorgue beneficios a una universidad y a sus estudiantes debe ser la calidad, cosa que no se rige por pertenecer o no a un grupo”, en alusión al Consejo de Rectores.

“Es necesario tener un solo sistema de becas y un solo sistema de créditos educativos. No se debe penalizar a los estudiantes por sus recursos económicos a la hora de entrar a la universidad, siempre y cuando tengan la formación académica necesaria y la motivación adecuada”, afirmó sobre el sistema de ingreso y financiamiento.

Además, Salmi dijo que en Chile ninguna universidad es verdaderamente pública, debido al bajo aporte que reciben del Estado. “Para mí, una institución se considera de carácter público cuando recibe más de la mitad de su financiamiento de parte del gobierno y eso no existe en Chile. Recuerdo que cuando fui parte del estudio de la OCDE (en 2009), la Universidad de Chile sólo recibía un 30% de sus recursos por parte del gobierno”, señaló.

Sobre los paros y tomas de los estudiante, el economista dijo que “ya no se ejerce la democracia, sino la violencia, lo cual veo con mucha tristeza. Los estudiantes no se están dando cuenta de que estos métodos de presión son peligrosos y hasta antidemocráticos (…) Se están olvidando del pasado de Chile y de lo que fue no tener las libertades para expresarse”.