Nada bien cayó en organizaciones feministas un chiste que fue recordado la semana pasada en el contexto del 5to aniversario del programa Mentiras Verdaderas, en el que Óscar Álvarez relató una historia sobre una violación masiva a una extranjera tras tomar varios piscos sour.

Tal fue la indignación en redes sociales, que en el programa del pasado martes, el conductor de Mentiras Verdaderas, Ignacio Franzani, pidió disculpas públicas antes de comenzar la emisión de ese capítulo por lo que había ocurrido días antes.

“Antes de arrancar el capítulo de hoy, me quiero tomar algunos segundos para exponer una situación que se vivió en nuestro programa hace algunos días y que causó una molestia importante en muchas personas. Una rutina de archivo, de humor, del programa Sin Censura, se expuso al aire, en el contexto de nuestros cinco años y que, insisto, causó mucha molestia”, dijo el animador, en vivo y en directo.

Franzani siguió señalando que de había tratado de “una rutina desafortunada. Un mal chiste” y recalcando que compartían el malestar de quienes reclamaron por ese contenido. “Queremos pedir francas y sinceras disculpas para todos los que se hayan sentido menoscabados por este, insisto, mal chiste. Esa rutina no refleja ni el espíritu de Mentiras Verdaderas ni el ADN del programa”, agregó.

“Siempre hemos estado preocupados de poner al aire el respeto y el tiempo que merece la discusión en torno a la violencia de género, la violencia contra la mujer. Y justo hoy, en un contexto tan sensible, con los casos que hemos conocido en Chile y también en Argentina”, concluyó el periodista.

Las disculpas se sumaron además a las del propio “Oscarito”, quien subió una declaración a su cuenta de Twitter pidiendo también disculpas por lo ocurrido.



MÁS VIDEOS DE THC AQUÍ