SQM: Las interrogantes tras la caída de la venta de la cascada con que Julio Ponce maneja los hilos

ponce

Si es que acaso no sólo fue un cuestión de dinero fue la gran interrogante que dejó la frustrada venta de las acciones de Oro Blanco, la sociedad con la que el empresario Julio Ponce sigue moviendo los hilos en la minera SQM.

“El directorio de la sociedad consideró unánimemente -incluyendo el voto del director que representa a las AFP, Iván Díaz Molina- que los términos y condiciones de las ofertas finales y condicionadas recibidas durante el proceso no contribuyen al interés social de la sociedad y de todos sus accionistas, al tiempo que una de dichas condiciones sería imposible de cumplir, por lo que el directorio acordó por unanimidad no continuar adelante con el proceso”, fue la manera como la firma informó del hecho a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Oro Blanco tenía previsto enajenar el 88,64% de los títulos, proceso que se había iniciado hace un año.

Según informa El Mercurio, la ofertas económicas rondaban entre US$ 2 mil millones y US$ 3 mil millones, y habrían provenido de las firmas chinas Tianqi y Shanshan Resources, ambas enfocadas en el litio.

Los montos, dirían conocedores del proceso, habrían sido satisfactorios por lo que la plata no sería el motivo para echarse para atrás en la venta.

El Mercurio pone el punto en el conflicto con Corfo por el Salar de Atacama, y también refiere el pronunciamiento de la SVS respecto del comprador de Pampa.

El impacto bursátil tras la caída en la venta de los papeles fue duro, pues las acciones de SQM-B marcaron su mayor caída desde junio del año pasado y Oro Blanco tuvo una merma histórica de 24,34%.

Con todo, Oro Blanco afirmó que sigue “en la búsqueda de alternativas que mejoren la posición financiera de la sociedad y sus filiales”.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios