La comediante Alison Mandel sencillamente triunfó en el escenario del tradicional Festival del Huaso de Olmué.

Junto con lograr peak de sintonía con su rutina, la ex “Club de la Comedia” sacó carcajadas en el público presente tras conocer los comportamientos y algunas características de su marido, el también comediante Pedro Ruminot.

Según consigna SoyChile, Mandel repasó a su peor es ná, hablando de su “tulita” y que todo el día “se huele sus partes constantemente”.

Ante la mirada nerviosa de Ruminot entre el público del certamen, la actriz tiró la talla señalando que los papás del ex “hombre ardiente” lo consideraban un verdadero “premio”.

Tras bajarse del escenario, Mandel sostuvo que la talla de la “tulita” de Ruminot “no era verdad”.

De hecho aseguró que ese “día le dije (a Pedro) se me ocurre esto y él lo rellenó de cosas, me dijo que agregara que caminaba a la estufa, él ama ese chiste, de hecho quería que partiera con ese chiste, y le dije que lo dejara ahí no más”.