El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico Galdames (PS), renunció a su cargo esta mañana. La dimisión se produjo luego que Ciper publicara un reportaje sobre correos electrónicos que vincularían a ex diputado con las grandes empresas pesqueras de Bío-Bío. Según la información del portal, la cónyuge de Súnico emitió 34 boletas a la Asociación de Industriales (Asipes) y los dineros entregados habrían sido a cambio de favores políticos de Súnico en la Municipalidad de Talcahuano.

“Necesito poder estar concentrado en la defensa pública de mi honra, sin que esto afecte el tránsito del Gobierno”, fue la explicación del exsubsecretario al renunciar.

“Se ha querido vincular de manera intencionada el trabajo que desarrolló mi esposa, en el ejercicio libre de su profesión -en un periodo, además, en donde yo no ocupaba ningún cargo público (2010-2012)-, con mi actuación como Subsecretario de Pesca y Acuicultura, lo que considero inaceptable y sin ningún fundamento más que querer dañar mi imagen”, dijo Súnico a través de un declaración pública que entregó este sábado la propia Subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

Según Súnico, “el reportaje de Ciper hace una serie de imputaciones y conjeturas que están absolutamente alejadas de toda realidad”.

“Aquí existe alguien que entregó una serie de antecedentes a un medio de comunicación con una clara intención de perjudicarme y quiero enfrentar la situación en la que se me ha expuesto injustamente sin cargo ni privilegio de ningún tipo”, señaló.

Sin embargo, Súnico no había informado sobre las boletas de su mujer, pese a que Asipes es investigada por financiamiento ilegal de la política.