La conmovedora historia del perrito héroe que murió tras salvar a su amo en el incendio de Santa Juana

Bronco, un labrador de unos 10 años, salvó a Guillermo de perecer en medio de las llamas. “El trató de sacar algunas cosas de su casa, alcanzó a sacar algunas, mientras se incendiaba toda. La última vez entró con todo prendido a su alrededor y su perro lo siguió. Después el Bronco lo cateteó, para que no entrara y saliera. Luego mi papá se cayó en la casa y no se podía parar, pero su perrito lo agarró del pantalón y lo empezó a tironear hacia fuera”, cuenta uno de sus hijos.

Historias de heroísmo no sólo humano, sino que también animal han aparecido en medio de la tragedia de los incendios forestales que han consumido casi 600 mil hectáreas en la zona centro sur del país. Tal es el caso de Bronco, un perrito que salvó la vida de su amo en Colico Alto, Santa Juana.

Tal como cuenta La Estrella de Concepción, cuando Guillermo Inostroza, de 77 años, despertó en el hospital luego de ser encontrado tendido en el suelo, su primera reacción fue preguntar “¿qué pasó con Bronco?” Entonces fue que se enteró que su fiel amigo, un labrador amarillo, había fallecido en medio de las llamas, luego de salvarle la vida.

“El trató de sacar algunas cosas de su casa, alcanzó a sacar algunas, mientras se incendiaba toda. La última vez entró con todo prendido a su alrededor y su perro lo siguió. Después el Bronco lo cateteó, para que no entrara y saliera. Luego mi papá se cayó en la casa y no se podía parar, pero su perrito lo agarró del pantalón y lo empezó a tironear hacia fuera”, cuenta al medio regional uno de los hijos de Guillermo.

“Mi papá logró salir y quedó entre unos troncos, en donde lo encontraron. A mí me contó que vio a su perro correr, tratando de escapar también, pero no pudo hacer nada. Lo encontraron muerto, cerca de donde él estaba”, agrega Roberto.

No sólo la familia, sino que los vecinos de Colico acompañaron al animalito en la ceremonia fúnebre que se realizó a la entrada de la parcela. “Aquí descansa el héroe de la familia, Bronco”, se lee en un cartel que dejaron sobre los restos del heroico can.

“Esta es la historia que cuenta mi papá y las personas que lo encontraron. A mí me tiene conmovido esto, uno se emociona con estas cosas”, dice Roberto al rememora la hazaña del animal.

Recuerda que había sido él mismo quien le había llevado a Bronco en 2008. “Era todo para mi papá desde que murió mi mamá. Varias veces, cuando nos iba a ver al norte, no aguantaba más de tres días, preocupado por su perro. Era un lazo muy hermoso”.

Mientras Guillermo se recupera en el Hospital Regional de Concepción, Susana Salazar, dirigenta vecinal dice que “es una pena lo que ocurrió. Para el perro, Guillermo era su ídolo y él le dio el mejor cuidado que pudo, fue un muy buen amo. A veces, en días de mucho calor salían a caminar y a él le podía faltar el agua, pero no a Bronco. Nos duele que el perrito falleciera, acá se convirtió en un héroe”.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios