La joven inglesa, Jane Park, anunció que estudia acciones legales contra una lotería luego de que el premio de un millón de euros (680 palos chilenos) le cagara la vida.

Según consigna Sunday People, la mujer ganadora en 2013 del premio Euromillions soltó que “la mayoría de días quisiera no tener dinero”.

Añadió que “creí que sería 10 veces mejor, pero hizo de mi vida 10 veces peor. Me digo a mí misma que la vida sería más fácil si no hubiese ganado”.

Pese a que se dio la buena vida, compró autos de lujo, se puso implantes y recorrió todo el mundo, admitió que “los últimos tres años… no los he disfrutado. Y no debería ser así. Es estresante”.

En este punto señaló que ahora entiende lo que siempre le decía su abuela sobre que esto “es como si te hubiesen dado un arma”.

Aquí reflexionó que “me decía que uno no debería darle esa cantidad de dinero a una joven de 17 años”.

En medio de lo pésimo que lo ha pasado por tener tantas lucas, contó que tuvo que patear a su pololo porque “sólo le interesaba lo que tengo”.

Vale decir que la lotería Camelot explicó que “hemos estado en contacto con Jane esporádicamente desde que ganó, ofreciéndole apoyo. Siempre depende de los ganadores si lo aceptan o no”.

“Hubo un panel legal y financiero a su disposición”, sentenció.