Brian Vigneault, de 35 años, un hombre de Virginia, Estados Unidos, murió en su casa mientras jugaba una maratón del videojuego “World of Tanks” que duraría 24 horas para reunir dinero destinado a una fundación.

Sin embargo, cuando iban 22 horas de la maratón, el gamer que jugaba vía streaming, se levantó a fumar y no volvió más a la pantalla, según informa Emol.

Una de sus seguidoras en línea y amiga del gamer, Jessica Gebauer, reveló que “No se veía muy bien. Se veía muy, muy cansado. Le decíamos: Vete a dormir. La transmisión en vivo puede esperar”.

La policía de Virginia Beach, recibió una llamada de emergencias porque el gamer había sufrido un paro cardíaco. Más tarde, Vigneault fue declarado muerto en su vivienda.