Los periodistas Cony Stipicic y Juan Manuel Astorga cuestionaron en su programa de Radio Duna la cobertura morbosa que se ha hecho de la llegada de Rafael Garay a Chile para enfrentar a la justicia, acusado de delitos reiterados. Se quejan de que los mismos medios que lo inventaron ahora aprovechan de rematarlo. Acá el diálogo.

Astorga: Rafael Garay llega a las 10 de la mañana y ahí no hay más noticias. Hay algunos medios que tienen una obsesión con el caballero. Me tiene impactado. Ni que Rafael Garay hubiese estafado por mil millones de dólares.

Stipicic: A mí no, fíjate. No me gusta, pero no me impacta. Ya tiré la esponja, eso me pasa.

Astorga: ¿Te impactó en su momento?

Stipicic: O sea, me impactó en su momento y otras tendencias también, y otras coberturas estrafalarias o estrambóticas también, pero hoy día como que ya… chao.

Astorga: En esta radio no somos muy fan de la “crónica Garay”, como podrán ver.

Stipicic: Ni nunca fuimos del personaje tampoco, no sé si alguien se acuerda que lo hayamos entrevistado. Nunca lo entrevistamos, nunca le compramos un peso, digamos, a Rafael Garay. No me extraña, lo que sí me encantaría es que esos mismos medios que se vuelven locos cubriendo es que hicieran un mea culpa con haberlo convertido en lo que lo convirtieron también poh, porque son los mismos.

Astorga: Exacto.

Stipicic: Son exactamente los mismos medios. para que los vamos a nombrar porque pa’ qué.

Astorga: Va a ser el rey de los matinales. La historia es buena, sí, efectivamente es interesante desde el punto de vista del fenómeno, pero desde el punto de vista del daño patrimonial, comparativamente Alberto Chang, comparativamente Arcano, y estos grupos que tuvimos en los últimos dos años, es menor.