La Catita y el Benja en el restaurant, parte II: “Llegué, me paré y le dije sabí qué, chao, chúpalo”

Créditos: Vieja Cuica Oficial

Comentarios