La Fiscalía del estado brasileño de Sao Paulo denunció hoy a los 24 hinchas de la U que la semana pasada protagonizaron graves incidentes en el estadio Arena Corinthians durante un partido de la Copa Sudamericana, pidiendo prisión preventiva para que respondan a todas las acusaciones.

El Ministerio Público de Sao Paulo los acusa de daño calificado, asociación criminal, lesión corporal y resistencia a la autoridad.

Los 24 compatriotas fueron detenidos después de protagonizar graves incidentes durante el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana el 5 de abril. Varios de los imputados arrojaron una valla contra la policía e hirieron a dos agentes.

La Justicia brasileña liberó a todos los acusados tras el pago de una fianza y de dejar sus documentos, hasta la audiencia del caso, fijada para este jueves.

El promotor Paulo Castilho explicó que si la prisión preventiva no se confirma, los acusados podrán regresar a Chile.

El Corinthians calculó en unos 100.000 reales (unos 32.000 dólares) los daños causados por los destrozos durante el partido, monto que la Universidad de Chile se comprometió a pagar.