El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, fue acusado por el ministro Mario Carroza derechamente como cómplice de las violaciones a los derechos humanos que se evidenciaron durante la dictadura militar, todo esto en el marco del bullado caso Caravana de la Muerte.

Según consigna T13, Carroza explicó que “se dictó acusación contras todas aquellas personas que estaban ya procesadas con anterioridad, entre esos el general”.

Con esta determinación, Carroza botó la opción del sobreseimiento del ex consejero del Servicio Electoral (Servel) en la investigación, que en su caso habla de 15 homicidios y secuestros en el regimiento Arica, en La Serena.

Hay que recordar que Cheyre estuvo detenido como cómplice en el caso luego de ser procesado en julio pasado. Tras ese pequeño mal rato, el ex comandante en jefe del Ejército quedó en libertad previo al pago de una fianza de un palito.

En entrevista con T13, Cheyre sostuvo que “me duele que matando a este personaje se mate la obra del Ejército por la reconciliación”.

Por ahora queda que la defensa del acusado presente sus descargos.

Al respecto, el abogado Cristián Cruz, aseveró a The Clinic Online que como querellante esperaba la resolución que, recalca, “demuestra algo que ya sabíamos y que ahora también es de conocimiento de la ciudadanía: la responsabilidad que tuvo la tropa local, además de los agentes que iban en el Puma, en los asesinatos que ocurrieron en el Regimiento Arica de La Serena y la participación de Juan Emilio Cheyre, quien llegó a ser la máxima autoridad del Ejército durante la administración de Ricardo Lagos”.

El abogado agregó que “la defensa nunca recurrió a ese procedimiento que es lo que corresponde si no se está de acuerdo” y acoto que Cheyre “camina a paso firme hacia la cárcel”.