El superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, anunció el fin del corralito para los afiliados de la exisapre Más Vida, rebautizada como Nueva Más Vida, que desde hoy en adelante podrá desafiliarse si así lo desean. “Los objetivos que nos pusimos – al congelar la cartera- se han cumplido. La solución incluye la mantención de todos sus contratos de las personas, con la obligación de hacerse cargo de sus coberturas, planes preferentes y también con las responsabilidades que tienen con los prestadores de salud”, explicó la autoridad.

“Sabemos que esta medida extraordinaria de congelamiento de cartera fue compleja, pero se implementó para buscar una solución que permitiera proteger a los afiliados. Sobre todo para resguardar a aquellas personas que estaban cautivas y que corrían el riesgo que se desmoronara la situación de la Isapre y perdieran cualquier tipo de cobertura de salud; y también para aquellos que estaban migrando -a otras isapres- alertados por esta situación y obtuvieran contratos y planes de salud con menores condiciones de las que tenían. Con ello evitamos, por ejemplo, la firma de contratos al fragor de la urgencia, que pueden ser más gravosos y con menos derechos para los afiliados”, aseguró Pavlovic.

El superintendente de Salud también recalcó que “hoy pasamos a una nueva etapa en que la responsable de dar continuidad a todas la atenciones de salud de sus afiliados y de cumplir los compromisos con los prestadores es Isapre Nueva MasVida. Sin perjuicio de esto, estamos monitoreamos muy de cerca a esta aseguradora, fiscalizando y comprobando en terreno su funcionamiento, como también el de las nuevas contrataciones”.

En tanto ayer, el gerente general de Isapre Nueva Masvida, Luis Atabales, señaló que se encuentran optimistas y esperan mantener a todos sus afiliados, luego que grupo Nexus Chile adquiriera la aseguradora por 35 mil millones de pesos.