Después de semanas en que estuvo en el foco de la polémica la rutina -y sus coletazos- en la que disfrazado de “Yerko Puchento” webeó a Cecilia Pérez, comparándole incluso con Monga de Fantasilandia, el actor Daniel Alcaíno habla por primera vez del hecho.

“No podría hacer humor si estai pensando en que cada palabra puede hacer daño, porque ese no es mi objetivo, lo que yo busco es hacer reír a la gente diciendo cosas que a la gente le queden en la cabeza, que lo hagan pensar”, dice Alcaíno en entrevista con Cáñamo.

El actor afirma además que “le diría a esa señora que se picó ¿le muestro cuando su candidato, el que va a ser presidente, sacó una radio kyoto y dijo barbaridades de otra mujer (Evelyn Matthei), donde la basureó y trapeó el piso con ella y nadie dijo nada? Esos sí que eran insultos po’ compadre, esa era violencia, lo mío es humor y por suerte aún no han matado a nadie por decirle que es feo al otro”.

Alcaíno también se queja de que se le critique haciendo una comparación del hecho con lo que le sucedió a Nabila Rifo. “Eso es escandaloso”, dice.

Además, asevera que cuando se disfraza de Yerko es sólo para hacer humor, no porque tenga algo particular en contra de alguien. “Cuando la gente se enoja con Yerko es como si enojaran con Condorito”.

Y como para dejar claro que rutinas son rutinas y nada más, Alcaíno asegura que “si quiero me junto hasta con Piñera a tomarme un café. Yo puedo hacer lo que quiera, váyanse a la chucha”.