Una vez más como tantas otras, como cuando pide homenajes a Pinochet o fustiga a sus opositores por resaltar la figura del expresidente Salvador Allende, el diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, ocupa su intervención en el hemiciclo de la Cámara para lanzar un mierdazo cuyo receptor es el Partido Comunista; o sea, sus colegas comunistas que habitan la sala. El hecho tiene lugar mientras se desarrolla la discusión por el proyecto que implementa la elección de intendentes regionales.

“Yo le recomendaría al gobierno que le pida al Partido Comunista que le preste alguna de las sedes que vendieron truchamente hace poco tiempo, y así el Estado se ahorraría una gran cantidad de plata”.

Pero Urrutia no se conforma con ese comentario. Luego plantea que tiene una idea. “Llegar a un acuerdo con Partido Comunista, ya que tiene hartas propiedades en todo Chile y se puede llegar a un buen acuerdo para arrendárselas, ya que ahora son agencia inmobiliaria”.

Evidentemente el tono y el mensaje es cuestionado desde la bancada comunista. Lautaro Carmona reclama a la mesa -recoge La Segunda-, mientras Daniel Núñez dice que “personas como el diputado Urrutia, al reivindicar a Pinochet y sus crímenes, son tan criminales como quienes torturaron, e hicieron desaparecer a chilenos”.