Sebastián Piñera Morel, hijo del actual candidato presidencial por Chile Vamos, señaló que “la sociedad es muy cínica” cuando se refiere a su padre, ya que “aquí se ha generado el mito de que la única persona que tiene conflictos de interés es mi papá”.

En entrevista con La Tercera, el hombre que apareciera mencionado en un correo de Bancard sobre las inversiones en la pesquera peruana Exalmar sale con todo a defender a su padre de las críticas, todo esto ahora que la carrera presidencial ya entró en tierra derecha.

Sobre los dichos de la vocera de Gobierno, Paula Narváez, sobre que Piñera no está a la altura de un estadista, contestó que “si alguien no ha estado a la altura de un estadista ha sido el gobierno de la Nueva Mayoría, la cual hizo promesas absolutamente incumplibles para el Chile de hoy. Realizó reformas como la tributaria, donde mató el crecimiento; la educacional, donde privilegió sin contrapesos al movimiento universitario por sobre los niños; la laboral, solo en favor de los sindicatos y no de los trabajadores, y la reforma electoral, que tiene repercusiones que vamos a empezar a ver el próximo año”.

Añadió que “en resumen, privilegió solo a los que hacían mas ruidos y marchas, y se despreocupó del resto de los ciudadanos. Chile hoy día crece a menos de un cuarto de lo que se creció en el gobierno de Piñera, las promesas de campaña de Piñera fueron bien estudiadas, como el crear un millón de empleos, mejorar la salud y la calidad de la educación, y se ejecutaron políticas pensando en todos, no solo en los grupos de presión que hacían más ruido. El gobierno de Piñera hizo un buen balance entre igualdad, libertad y progreso, mientras el gobierno de la Nueva Mayoría consideró solo una de estas y se olvidó por completo de las otras dos”.

En cuanto a los dardos de “manipulación de la opinión pública” o aprovecharse de la crisis del Sename para su candidatura, el hijo de Piñera manifestó que aquí se busca desviar la atención. Además, dijo, “mi papá nos enseñó a ser personas íntegras y correctas, algo que trato de ser todos los días, y lo veo en su ejemplo. La Nueva Mayoría es la que ha traspasado los límites éticos, lo que hizo en el Sename habla por sí solo, pero también ha polarizando y agitado a la población para empujar reformas de ultraizquierda (muy mal implementadas), y comenzó una campaña de tergiversar la verdad para dañar a sus contrincantes”.

A renglón seguido, asegura con todas sus letras: “Mi papá era, sin duda, el político de centroderecha más respetado por la Concertación, y eso solo cambió cuando vieron la amenaza de que fuera elegido Presidente. No creo que nadie sea un santo, pero se ha jugado por las causas correctas, fue protagonista en la campaña del No y el rechazo a las violaciones de los derechos humanos. Fue un gran Presidente, antes de eso un gran profesor universitario, profesional y emprendedor, y lo considero un muy buen padre y persona”.

“Me ha tocado verlo en todos esos aspectos, y lejos de criticarlo, deberían de aplaudirlo. De los valores que mis papás nos instauraron, rescato mucho el ser íntegros, leales, respetar la libertad, querer mucho a nuestra familia y amigos, y ayudar a los demás. Creo que todos esos aspectos hablan por sí solos de quién es él”.

Respecto a su vida personal, reconoce que sabe que tiene un futuro ultra asegurado por el patrimonio heredado, sin embargo resalta que “trato de vivir con lo que ha sido fruto de mi esfuerzo. Es una cosa personal, que me importa mucho. Pese a tener muchas otras ventajas, que claramente las siento, he tratado de aprovecharlas en un buen sentido. Hay gente que puede estar en esta situación y no trabajar, por ejemplo, pero siento que mis hermanos y yo hemos tratado de hacer cosas propias y buenas con nuestras profesiones”.

Sobre las acciones que ha hecho su padre para evitar posibles conflictos de interés, dijo que “muchas veces se critican cosas, pero no se mira todo lo que se ha hecho. Mi papá hizo un fideicomiso cuando no había ninguna ley. Vendimos Lan, CHV, Colo-Colo, la Clínica Las Condes, y eso no lo ha hecho casi ningún político en el mundo. Hay un estándar que va exigiendo más, pero nosotros siempre hemos tratado de ir más allá. Y no creo que haya ningún político en Chile que ni siquiera se le acerque. Se ha hecho un esfuerzo muy grande para evitar cualquier conflicto de interés”.

Centrándose en el correo en el que aparece mencionado por el caso Exalmar, precisa que “yo estuve copiado en un solo mail, que lo mandó el analista al gerente general con copia a dos analistas senior, uno de los cuales era yo. De hecho, en ese mail él comentaba que no deberíamos participar. ¿Se pudo haber evitado? Sí. A mí me tocaba ver fondos internacionales, pero las personas que trabajan en Bancard son las mejores que conozco, súper correctas y siempre se trató de trabajar con una óptica que redujera el conflicto de interés. Retroactivamente, ahora, cuando uno dice ‘¿pudo haber sido de otra forma?’, claro, pero así se puede llegar hasta el infinito”.

A renglón seguido reconoce que cuando vio este correo jamás pensó en el litigio con Perú en La Haya. “El problema es que hubo un par de diputados de la Nueva Mayoría que salieron a golpear”, recuerda.

“En este caso particular, vimos un modus operandi de la Nueva Mayoría que mostró hasta dónde están dispuestos a llegar para permanecer en el poder”, apuntó.

Por todo lo anteriormente expuesto es que Piñera Morel critica que “la sociedad es muy cínica. La riqueza puede ser mala cuando es un fin, pero es buena cuando es una herramienta. Yo la veo en el lado de mi papá, que le ha permitido desarrollar cuatro fundaciones y crear empresas que generan muchos puestos de trabajo. Haber tenido esa trayectoria y haber sido totalmente self made es un valor. Yo recuerdo que cuando chico teníamos una situación acomodada, pero lejos de la riqueza. Cuando le empezó a ir bien fue con el negocio de las tarjetas de crédito”.

Eso lo notó, dijo, en que “yo tenía como 15 años y lo vi en que nos cambiamos de casa, que era una mejora significativa. Una casa con piscina grande y con espacio para poder jugar fútbol con los amigos”.

Respecto a la adopción homoparental, sinceró que “no lo he visto dar un sí o un no, solo interpretaciones de sus palabras a favor y en contra del tema. Esta vez yo no trabajo en la campaña, estoy en un emprendimiento personal, por lo que doy mi opinión. Creo que los cuatro hermanos estamos a favor de la adopción homoparental, le va a tocar a él ver si se avanza en esto y para eso tiene que escuchar a todos. A mí me gustaría que se avanzara”.