El diputado PS, Leonardo Soto, aseguró que las pensiones de invalidez entregadas a ex uniformados de las Fuerzas Armadas que estaban sanos se produjo por culpa de un sistema que favorece a la gente aprovechadora.

En conversación con Radio Cooperativa, el parlamentario socialista afirmó que hay “una mezcla de frescos con un sistema que favorece a los frescos”.

Agregó que “desde hace muchas décadas que uno siente que las Fuerzas Armadas gozan de muchos privilegios y el sistema previsional de las Fuerzas Armadas es uno de ellos: les permite tener jubilaciones muy superiores que la inmensa mayorías de los chilenos”.

Sobre los posibles culpables, Soto apunta a que “por una parte es individual, porque aquí hay beneficiarios, personas que reciben pensiones que no son menores, no son de 500 mil pesos, son de dos, tres, cuatro, cinco millones de pesos mensuales”.

“Hay indicios de que ha habido un fraude al sistema, pero también el sistema permite ese espacio para que pueda ser manipulado en beneficio, sobre todo, de los que tienen más influencia dentro de las Fuerzas Armadas. Es una mezcla de frescos con un sistema que favorece a los frescos”.