No son alentadoras las noticias que llegan desde Estados Unidos luego de la masacre que tuvo lugar anoche en Las Vegas. Esto mientras se realizaba un festival de música country. Al mediodía local ya se informa que el número de muertos sube a 58 y los heridos alcanzan los 515.

Como se ha dicho, se trata de la masacre más sanguinaria en la historia reciente de Estados Unidos. El autor es Stephen Paddock, un hombre de 64 años vecino de Mesquite (Nevada), a 130 kilómetros al noreste de Las Vegas.

El sujeto murió horas después del hecho, presuntamente quitándose la vida para no enfrentar el cerco policial que caía sobre el hotel desde donde disparó a mansalva a la multitud.

Durante la mañana el Estado Islámico salió a adjudicarse al ataque. Se ha afirmado, asimismo, que Paddock se había transformado recientemente al islam.

Mientras el gobierno mira con cautela la afirmación del Estado Islámico, el presidente Donald Trump ha tildado el asunto como “un acto de pura maldad”.

El mandatario viajará a la zona el miércoles de esta semana.

Cabe recordar que el festival aludido era el Route 91 Harvest, que se celebraba frente al hotel casino Mandalay Bay, desde donde abrió fuego con un rifle Paddock.