“Sí señor, yo he acosado sexualmente. Es una frescura que existe en este país y en todo el mundo”.

La semana pasada, Emeterio Ureta sorprendió con frases de este calibre durante su participación en el programa “Mentiras Verdaderas” (La Red), donde se refirió a las reprochables conductas que habría sostenido durante su carrera como gerente frente a algunas de sus empleadas.

La desfachatez con que realizó su confesión causó revuelo y se transformó en blanco de descarnadas críticas por parte de usuarios de redes sociales, así como también de colectivos afines con los derechos de la mujer y contra la violencia de género.

A cinco días de este episodio, sin embargo, el empresario se desmarcó de sus dichos y se defendió: “Aclaro que es todo un tongo“.

“Lo que dije esa noche fue una idea loca que se me ocurrió y es una mentira tremenda (…) lo hice para golpear y mostrar lo importante que es el acoso sexual en Chile y en el mundo”, explicó Ureta, esta vez en el matinal de Canal 13 “Bienvenidos”.

Durante la entrevista de esta mañana, además, Ureta tuvo problemas para definir lo que entiende por “acoso” y cayó en algunas contradicciones que complicaron su estadía en el programa.

De esta forma, si en un principio dijo que “el acoso es un delito y es algo que nunca he hecho”, luego afirmó que “acoso es algo que todos los hombres hemos hecho, ya sea en Bellavista o en un bar en Vitacura“.

La inconsistencia fue enrostrada por una panelista del espacio, quien le exigió mayor claridad respecto a su visión y comprensión por el concepto.

Para mí el acoso es algo insolente, agarrar el traste o las tetas, eso es acoso sexual, no las palabras. Las palabras son lo único que tenemos los galanes solteros como yo, sin compromiso“, sostuvo Ureta.

Finalmente, el otrora rostro de televisión admitió que no se arrepiente de sus dichos y que “me he entretenido mucho y me di cuenta de lo potente que soy” a raíz de sus polémicas declaraciones.

Marqué lo que yo quería (…) todos los medios estaban hablando de mi”, concluyó.