La primera ministra británica, Theresa May, hizo un llamado este lunes a que todo el mundo pague los impuestos. Esto después de que se revelara que la reina Isabel II figura en un listado de personas que tienen activos en paraísos fiscales.

Al respecto, apunta la agencia EFE, May afirma que el gobierno trabaja para mejorar la transparencia respecto de los paraísos fiscales, muchos de los cuales son territorios británicos de ultramar.

Aun así, la mandataria sostiene que la Hacienda inglesa está recaudando más recursos que nunca.

Hasta el momento se conoce que la reina Isabel II figura entre los 127 líderes y personajes famosos que han sido vinculados a sociedades en paraísos fiscales en una investigación periodística internacional denominada “papeles del paraíso”, que ha sido difundida simultáneamente por varios medios.

La investigación, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), revela que la soberana dispone de un “ingreso privado que proviene principalmente” de Lancaster, “ducado que invirtió 7,5 millones de dólares en la sociedad Dover Street VI Cayman Fund LP en 2005”.

Además de este fondo radicado en las islas Caimán, la BBC informa que el ducado también invirtió entre 2004 y 2010 cinco millones de libras (5,6 millones de euros, 6,5 millones de dólares) en el Jubilee Absolute Return Fund Ltd. de Bermuda, otro territorio británico de ultramar considerado paraíso fiscal.