El sitio Cultura Colectiva publica un artículo en el que habla de ocho tipos de lectores dentro de los que muchos con los que podemos encontrarnos. A ver si te identificas con alguno.

Lector por obligación

Se trata de aquellos estudiantes u oficinistas que leen porque el trabajo o la escuela lo pide. “Lee los textos en sus tiempos libres, los cuales son muy cortos pero constantes. Está en la parte más baja de la escala lectora porque una vez que una figura de autoridad deja de pedir lecturas, nunca más vuelve a agarrar un libro”.

Lector por interés

A diferencia del anterior, lee porque le interesan aprender algunas cosas. Se acerca a los textos que le aporten “un conocimiento práctico y positivista (…) sus lecturas superan en número a las del lector por obligación. Claro, la mayoría de sus libros son inservibles”.

Lector recomendado

Su biblioteca está llena “de recomendaciones vacías de sus amigos que están en las escalas inferiores. Su género es el best-seller”.

Lector rompecabezas

Pasa de la filosofía a la novela erótico. Su cabeza en su caos y trata de ordenarla con varios libros a la vez.

Lector compulsivo

Es aquel que ama la lectura y que cada vez que visita una librería compra algún volumen. “Su biblioteca es cada vez más grande y compleja, siendo un reflejo de su mente, porque si hay alguien que puede reflexionar sobre la vida, es él”.

Lector crítico

Es cuestionador, nada lo llena por completo. Busca joyas; escapa de las cuestiones comunes. “Es un lector constante, responsable y entregado”.

Lector descuidado

“Siempre pierde el separador y por tanto, anda brincando entre páginas, personas y capítulos. Su forma de leer es el reflejo de su vida: un encantador y mágico desastre”.

El lector atrasado

Posterga la lectura porque está lleno de obligaciones, Avanza lento.