Durante la jornada, la ex directora del Sename, Marcela Labraña, declaró como imputada por más de 7 horas ante la Fiscalía por las muertes ocurridas al interior de centros dependientes del organismo.

Según consigna La Tercera, el abogado de Labraña, Eduardo Villagrán, afirmó que en la instancia se le consultó a su clienta por el fallecimiento de Lissette Villa y el caso de Daniela Vargas, menor que murió hace dos años por no ser aceptada en la lista de espera para trasplantes en la Red de salud UC.

La ex cabeza del Sename detalló sobre esto último que Daniela “tenía una medida de protección, estaba en la red del Sename (…) No entiendo por qué no tenía la oportunidad de ser enlistada como candidata a trasplante”.

Al ser consultada por las palabras de la ministra de Salud Carmen Castillo, en cuanto a que no existe discriminación para los menores del Sename, contestó que “tendrá que demostrarlo. En ese momento luché por el trasplante de esa niña”.

Añadió que “asumí una responsabilidad política. Renuncié, fui la única, no me arrepiento de eso, era lo que correspondía. Respecto a responsabilidad de otras personas o autoridades, creo que cada uno tiene que dar su respectiva explicación”.

Respecto a la figura de la exministra Javiera Blanco, soltó que “no puedo referirme a ella, ustedes saben dónde trabaja y ella tendrá que contestar”. Eso sí, su abogado descartó de plano que hayan solicitado un careo con la ex secretaria de Estado.