“Esta decisión respalda la lucha, la demanda, la acción de diversas organizaciones ciudadanas de todos los signos políticos, proceso que se inicia en 2013”.

Así reaccionó el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, luego que la Corte Suprema fallara contra el proyecto Mall Barón, declarándolo ilegal.

El jefe comunal indicó además que la resolución del máximo tribunal del país “abre una tremenda oportunidad para frenar esta tendencia de que Valparaíso tenga proyectos de inversión que no cumplan con la ley y que no dialogan con la ciudad”.

Posteriormente, y a través de Twitter, el miembro del Frente Amplio escribió que “el fallo de la Corte Suprema respecto a (ex) Mall Barón reconoce una década de trabajo de las organizaciones ciudadanas y nos da una oportunidad histórica para pensar de manera democrática un Borde Costero para el futuro de Valparaíso”.

En el fallo de la Suprema se lee que “considera esta Corte relevante señalar, respecto de aquellas alegaciones enarboladas por el titular el proyecto, Plaza Valparaíso S.A, en relación a que el otorgamiento del Permiso N° 79, genera un derecho adquirido en su favor, que aquello sólo es efectivo en la medida que la autoridad al otorgar el permiso se ciña a las normas legales vigentes que rigen su otorgamiento. En efecto, un acto administrativo ilegal no puede generar un derecho adquirido para el solicitante, máxime si, como en el caso de autos, se trata de un acto de autorización que tal funcionario puede otorgar sólo si aquel se conforma con la normativa urbanística”.

Para tal efecto, el tribunal sostiene que “se acoge el reclamo de ilegalidad planteado en la presentación de fojas 12 en contra de la Municipalidad de Valparaíso y, en consecuencia, se deja sin efecto el permiso de Edificación N° 79, de 14 de febrero de 2013, otorgado por la Directora de Obras Municipales de la referida ciudad”.