Investigan a otro sacerdote del Instituto Alonso de Ercilla acusado de presuntos abusos sexuales

La Orden Capuchina en Chile confirmó hoy una investigación canónica sobre el sacerdote Sergio Uribe Gutiérrez, acusado de presuntos abusos sexuales a niños cuando ejercía como párroco del Instituto Alonso de Ercilla, perteneciente a la Congregación de los Hermanos Maristas.

Hay que recordar que Sergio Uribe ya había sido mencionado en el reportaje “El oscuro sótano de los Maristas” publicado por The Clinic en octubre de 2017.

Tras un comunicado difundido este lunes, la orden aseguró que luego de saberse esa información se inició una investigación canónica previa para conseguir los antecedentes del caso y aclarar lo sucedido.

“Con la finalidad de dar las debidas garantías a las personas denunciantes, hemos solicitado a un perito ajeno a la fraternidad Capuchina que prosiga y concluya la mencionada investigación canónica”, iniciativa que asumirá el sacerdote David Albornoz, añadió la nota.

Asimismo, la Orden Capuchina, a la que pertenece actualmente el sacerdote acusado, informó que, como medida cautelar, mientras se desarrolla esta investigación, “fray Sergio Uribe tiene prohibición de ejercer el ministerio públicamente y de tener contacto con menores de edad”.

Los Hermanos Maristas de Chile, parte de una congregación religiosa católica con fines educativos a nivel internacional, admitieron hace algunas semanas haber silenciado en los últimos 40 años presuntos abusos sexuales cometidos contra una treintena de alumnos de esa orden.

Al menos unos siete docentes son investigados por dichos delitos en contra de ese número de jóvenes.

Jaime Concha, uno de los exalumnos del Instituto Alonso de Ercilla denunciantes de abusos, señaló a Radio Cooperativa que no tiene mayores expectativas en las indagatorias eclesiales, porque estas “suceden a destiempo, se intenta descalificar a las víctimas y se les trata de denostar como que muchas de ellas están mintiendo”.

Comentarios