Luego de la polémica generada por la aparición del nombre de la ministra de Salud en un decreto que le permitiría optar a un bono de retiro de cerca de $80 millones, el gobierno anunció que la autoridad renunciará a ese beneficio.

Carmen Castillo recibiría dos bonos después de dejar su cargo en el marco de la Ley de Incentivo al Retiro, hecho que no se concretará según lo dicho por la ministra subrogante del ramo.

Hay que recordar que en el mes de octubre la ministra se comprometió a no postular a este beneficio mientras estuviese en el gabinete, y a pesar de esto su nombre apareción en una resolución del pasado 31 de enero.

Según consigna La Tercera, debido a la polémica, la titular subrogante del Minsal, Gisela Alarcón, declaró que Castillo se encuentra de vacaciones y que “no va a tomar este derecho que le asiste, va a desistir de él y tiene plazo hasta el 28 de febrero”.

Al mismo tiempo Alarcón, añadió que “ella no dejará el gabinete y seguirá acompañando a la Presidenta de la República y va a renunciar al incentivo al retiro antes del 28 de febrero, que es el plazo para que renuncien las personas que tienen cupo y tienen derecho a acceder a ese beneficio”.

De acuerdo a lo expresado por la autoridad, la ministra aseguró que la fecha para realizar el trámite no ha expirado, explicando que “estamos dentro del plazo y cuando ella retome sus funciones el 12 de febrero, aproximadamente, lo llevará a cabo”.