Hace algunos días causó total conmoción el macabro hallazgo de una mujer de 17 años descuartizada y con los ojos vendados en un sitio eriazo de La Pintana.

El caso generó más revuelo cuando salió a la luz pública la declaración de su hermano, Álex Chandía Parra (19), quien habría confesado ser el autor del terrible crimen ocurrido mientras ambos -junto a la polola del joven- consumían marihuana y otras sustancias en su casa en Puente Alto.

Pues bien, este viernes La Tercera publica un nuevo dato respecto al caso, que dice relación con la razón que habría detonado la brutal determinación de Chandía.

De acuerdo al medio antes citado, el joven declaró que ambos se pusieron a discutir el pasado 15 de marzo porque la víctima preguntó por una polera que en esos momentos estaba utilizando su cuñada. Allí la mujer la habría amenazado con una manopla.

En medio de este atado, el hombre no encuentra nada mejor que pegarle a su hermana en la cabeza con un bate, generando su caída y posterior pérdida del conocimiento.

Luego, el joven habría llevado a su hermana al patio trasera para descuartizarla. Días después, específicamente el 20 de marzo, traslada su cuerpo hasta el sitio eriazo de La Pintana.

Vale decir que ambos responsables están formalizados por posible delito de homicidio calificado con alevosía. Arriesgarían hasta presidio perpetuo efectivo.