El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se encuentra en el centro de la polémica luego de que se revelara que el viaje que realizó a Harvard para el día anual del exalumno fue pagado con fondos fiscales, recibiendo así el viático correspondiente.

El tema surgió cuando el pasado 15 de abril el diario Pulso informó que el secretario de Estado había viajado a dicho establecimiento para exponer en el “Harvard Graduate School of Arts and Sciences Alumni Day”.

La publicación daba cuenta de que de la invitación había sido realizada antes de que Piñera ganara las elecciones, es decir, cuando Larraín no tenía ningún cargo dentro del Gobierno.

De acuerdo a La Tercera, el portal Transparencia y Chile Compra detallaron que entre el 11 y 16 de abril de este año, el secretario de Estado fue a Boston a “Reuniones Alumni Day 2018/Harvard University”, que tuvo un valor de $4.175.334 con un viático de $991.860. El valor total de este viaje fue de $5.167.194.

El otro periplo se produjo entre el 18 y 25 de abril a Nueva York y Washington con un costo del pasaje de $1.957.644 y un viático de $1.643.785, que da un total de $3-601.429. El viaje fue con motivo de unas reuniones con Chile Day, Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Pues bien, de acuerdo al medio antes citado, los parlamentarios PS Leonardo Soto y Manuel Monsalve acudieron hasta Contraloría para acusar posible falta de probidad en contra de Larraín. “Se trata de una compra hecha por un ministro cuyo principal norte ha sido la austeridad”, afirmó Monsalve.

Añadió que “este viaje de un carácter completamente privado fue financiado con fondos públicos, lo que es una vulneración de la probidad, que es un hecho gravísimo. Lo que esperamos es que la Contraloría lo investigue, que verifique los antecedentes que pusimos su disposición, que revise que sólo hubo una actividad en el periodo consignado, que fue participar de comidas y conferencias del día del ex alumno, y que, si así corresponde, ordene un proceso sumario al ministerio de Hacienda”.

La Tercera se comunicó con el departamento de Prensa de Hacienda, instancia en la que afirmaron que Larraín viajó en calidad de ministro y así fue mostrado en todas los eventos a los que fue.

Por su parte indicaron que la invitación a Harvard fue confirmada cuando ya había sido nombrado ministro. “Es decir, se trató de una actividad de la máxima importancia para los propósitos económicos del país, como es la recuperación de la inversión y de la clasificación de riesgo, por lo que tuvo un carácter público”, explicaron.

Por su lado, aseguraron con todas sus letras que todavía “se encuentra pendiente” el reembolso que debe hacer la Universidad de Harvard a Subsecretaria de Hacienda.

Además, indicaron que cualquier diferencia de costos “sera reintegrada”.