En la víspera, el reconocido filósofo y ensayista esloveno Slavoj Zizek recibió la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid. En el lugar, ofreció la charla Ernst Lubitsch: Cinismo, humor y compromiso.

De las cosas que dijo, reseña El País, estuvo lo relativo a la emancipación de la mujer. En su tono, lo hizo con cierto dejo de ironía. Se cita:

“Cuando las mujeres se visten provocativas, se objetualizan para atraer al hombre, están jugando activamente. Y esto es lo que molesta a nuestro chovinismo masculino que se indigna contra una chica que provoca y luego no quiere acostarse con nosotros. Rechazo la crítica a la objetualización que hace el feminismo; estoy a favor, es uno de los mayores logros de la liberación sexual. Las mujeres tienen derecho a objetualizarse; deberían tener el control del juego de la seducción”.