La defensa del exfrentista Ricardo Palma Salamanca afirmó hoy que la extradición de su cliente, condenado en Chile a cadena perpetua por terrorismo y prófugo desde 1996, está “destinada al fracaso” después de que Francia le concediera el pasado viernes asilo político.

El letrado Alberto Espinoza, representante de Palma Salamanca, condenado por el homicidio del senador Jaime Guzmán Errazuriz en 1991, lamentó hoy en una rueda de prensa organizada por los familiares del exguerrillero, el “intervencionismo del poder Ejecutivo en el procedimiento de extradición”.

Asimismo, afirmó que esta decisión no podrá ser “revertida” pese a que se “acuse al Gobierno francés de ser cómplice activo del terrorismo” desde el partido Unión Democrática Independiente (UDI), formación conservadora chilena de la que Jaime Guzmán fue fundador.

Sobre la resolución de la Oficina para la Protección de Refugiados (OFPRA), que determinó conceder el asilo a Palma Salamanca y su familia, Espinoza afirmó que es una “decisión razonada, con fundamentos, que se tomó con conocimiento de causa”.

Agregó que no es una decisión que surja de la “improvisación o de las presiones externas o internas”.

Palma Salamanca, exintegrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), fue también condenado en Chile en 1991 por el secuestro de Cristián Edwards, hijo del propietario del diario El Mercurio.

En diciembre de 1996 Palma Salamanca fue uno de cuatro integrantes del FPMR que escaparon en helicóptero de una cárcel de alta seguridad de Santiago y solo se supo de él en febrero pasado, cuando fue detenido en Francia junto a su esposa.

El Gobierno chileno había solicitado a las autoridades francesas la extradición del exguerrillero, aunque el proceso fue aplazado por el Tribunal de Apelación de París, entre otros motivos, para esperar el desenlace de la demanda de asilo que presentó su defensa.

Al respecto, desde La Moneda informaron este lunes sobre una misiva en la que el presidente Sebastián Piñera expresa a su homólogo francés, Emmanuel Macron, su “preocupación” por la decisión adoptada por la OFPRA y reafirma “la importancia de continuar con el proceso de extradición”.

“Enfatizamos al Gobierno francés la gravedad de la conducta del Sr. Palma Salamanca y nuestra oposición a la concesión de asilo a una persona condenada por actos terroristas”, expresa la carta chilena.

“El otorgamiento de asilo podría constituir un obstáculo para el ejercicio del derecho que asiste a Chile de continuar con el procedimiento de extradición. En opinión del Gobierno, no existe justificación legal alguna para otorgar asilo político al señor Palma Salamanca”, agregó.

En ese contexto, el ministro en visita del caso, Mario Carroza, afirmó que tiene “la intención de mantener la orden de extradición y de captura internacional de Ricardo Palma Salamanca, pese a la decisión de Francia de otorgarle la calidad de refugiado político”.

La hermana del exguerrillero, Marcela Palma, mostró hoy “su alegría profunda” y “tremenda tranquilidad” por la resolución de asilo y también alabó “la distinción de los poderes institucionales” que hay en el Estado francés.

Y desde su defensa afirmaron que con esta decisión se ha demostrado la “solidez de la democracia francesa” mientras que la democracia chilena “refleja aspectos autoritarios”.

Su abogado también afirmó que el delito, cometido hace 26 años, se encuentra prescrito según la legislación chilena.

La familia del exguerrillero ha leído una carta escrita por Palma Salamanca y su esposa en la que afirman sentirse “conmovidos” por haberles “regresado la libertad” gracias a la concesión de asilo en Francia.

“No tenemos palabras que puedan expresar lo que hoy sentimos, solo sabemos que después de más de 26 años de persecución, hoy podemos respirar tranquilos y en paz”, indicaron en la misiva.