En prisión preventiva quedaron los cuatro excarabineros imputados por el homicidio de Camilo Catrillanca. Así fue determinado este viernes por la magistrada Sandra Nahuelcura del el Juzgado de Garantía de Collipulli.

Según varios de los antecedentes presentados por la fiscalía Carlos Alarcón habría sido presuntamente el responsable de disparar el proyectil que dio en la cabeza del comunero mapuche y que causó su muerte.

Según dio cuenta El Mercurio, el carabinero le dijo al fiscal a cargo, Roberto Garrido que él se encontró de frente con el tractor en el que estaba Catrillanca a una distancia entre 10 y 12 metros. Pese a advertirle que se detuviera y apuntarlo con el arma de servicio.

El relato continuó y ahí señaló que el tractor siguió avanzando por lo que apretó el gatillo y disparó. “Estoy 100% seguro de que apunté hacia la parte posterior que tenía como una pala metálica. Mi idea era lograr que se detuvieran. Para mí, la zona donde yo disparé era una zona segura de disparo”, dijo.

Una de las cosas que llama la atención de su relato es que si bien el exuniformado señaló que fueron blanco de disparos “las personas que iban en el tractor no nos dispararon”, expresó.

Alarcón señaló que tras avanzar algunos metros el vehículo, una persona se bajó con las manos alzadas, fue allí cuando uno de sus compañeros de acercó al vehículo y vio a alguien con una herida en la cabeza.

El abogado de los cuatro carabineros imputados, Alexander Schneider, informó que apelarán a la resolución de las medidas cautelares que dejó a sus defendidos en prisión preventiva.