A través de un comunicado publicado en el portal ProChile, la Cancillería oficializó la renuncia de la ahora ex agregada comercial en Nueva York, Fernanda Bachelet Coto, que causó polémica por la poca experiencia laboral que tenía en comparación con el alto cargo y remuneración que se le había otorgado.

Ni siquiera la rebaja de un 25% de su sueldo (de $10.350.000 a $7.500.000 aproximadamente) que el ejecutivo anunció el pasado sábado, bastó para acallar las críticas, tanto de la oposición como de la misma Renovación Nacional, ante lo que distintas autoridades consideraron como una desproporción.

La ingeniera comercial de 27 años e hija de Ricardo Bachelet, amigo y socio de años del Presidente Sebastián Piñera, no esperó la reunión que tendrían hoy las agrupaciones de funcionarios de Cancillería para discutir su caso, y en la mañana envió una carta al Ministerio de Relaciones Exteriores en la que presentó formalmente su renuncia.

“Agradezco la confianza que se ha depositado en mí, y entiendo que en virtud de ésta es mi obligación dar un paso al costado. Deseo dejar constancia que desde el día que asumí, he cumplido con las responsabilidades inherentes al cargo”, reza la misiva.

Esto sucedió a solo unas horas de que el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín,  apareciera en radio Infinita defendiendo su designación. “Entiendo que hubo un proceso, un concurso, varios currículum, y este es el que pareció a la gente que estuvo evaluándolo. Es una persona joven que tiene buenos antecedentes”, dijo el titular de la cartera.