El jefe del Parlamento y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, dio este domingo “una orden” a los militares de su país: que no disparen ni repriman a los ciudadanos que se manifiestan en las calles para exigir el fin de la crisis.

“Hoy te doy una orden: no dispares al pueblo de Venezuela, a los que de manera clara, constitucional, han salido a defender a tu familia, a tu pueblo, a tu trabajo, a tu sustento. Hoy, soldado de Venezuela, te doy una orden: no reprimas manifestaciones pacíficas”, dijo Guaidó tras asistir a una misa en la iglesia de San José en Chacao, en el este de Caracas.

Guaidó también subrayó que hoy la oposición ha querido “tenderle la mano” militares y policías al iniciar una campaña para hacerles llegar el texto de una ley que aprobó recientemente el Parlamento y que busca que los funcionarios desconozcan al gobernante Nicolás Maduro.

En este sentido, informó que el vicepresidente de la Cámara, Édgar Zambrano, está “organizando una reunión con víctimas y familiares” y señaló que pese a esa ley “no va a quedar impune el asesinato de tantos jóvenes venezolanos”.

“La amnistía es para generar gobernabilidad y avanzar”, dijo Guaidó, si bien detalló que no servirá para que para que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) “asesine jóvenes”.

Asimismo, hizo un llamado a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a quien le pidió que “vea el carácter de las manifestaciones”, así como lo que está sucediendo con los “jóvenes asesinados en Venezuela”.

“A pesar de eso, vieron como vecinos y amigos se acercaron a los puestos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar), de policías y les decían claramente: ‘sabemos que reciben ordenes pero esperamos por ti'”, dijo Guaidó.

En este sentido, envió de nuevo un mensaje a los soldados de Venezuela a quienes dijo que les siguen esperando a ellos y al “compromiso que tienen con la Constitución”.