Punto, juego, set, partido y serie. El ace de Christian Garín no sólo determinó el quinto punto del equipo chileno sobre su símil austriaco, además, constituyó el regreso de nuestro país al Grupo Mundial de la Copa Davis, tras ocho años de ausencia.

Horas antes, Chile cayó en el dobles (4-6, 6-2 y 5-7) con Hans Podlipnik y Tomás Barrios en cancha, mientras Nicolás Jarry igualó la serie en un duro partido que se sacó adelante en el tercer set (6-4, 3-6 y 7-6).

Garín, por su parte, se impuso por un claro 6-2 y 6-1 sobre Jurij Rodionov, lo que desató la alegría del capitán del equipo, Nicolás Massú, quien corrió desde la banca hasta donde estaba el tenista nacional para abrazarlo una vez finalizado el partido.

De esta forma, Chile sorteó la fase eliminatoria de la Copa Davis y clasificó a las finales que se disputarán en noviembre de este año en Madrid.