Equipos de rescate encontraron el cuerpo de una niña de siete años que se encontraba desaparecida desde el pasado jueves cuando resbaló y cayó al cauce del río Loa, al sur de la ciudad norteña de Calama, cuando junto a familiares presenciaba la crecida del torrente.

La pequeña fue hallada a 15 kilómetros del lugar donde se le perdió el rastro, en medio de la crecida del caudal por las lluvias que en esta época estival genera el llamado invierno altiplánico que proviene desde Bolivia.

La información la proporcionó a los periodistas el Intendente de la región de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, quien precisó que este martes los equipos de búsqueda y rescate encontraron sin vida a Sofía Santander.

La gobernadora de la provincia de El Loa, María Bernarda Jopia, indicó también que tras una búsqueda exhaustiva a cargo del Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros, Bomberos, e infantes de la Armada y otras organizaciones de voluntarios, el cuerpo de la niña fue ubicado.

Un tío de Sofía, murió al intentar rescatarla, tras lanzarse al río apenas ella resbaló, pero la fuerza del agua no le permitió salir y su cuerpo fue hallado horas más tarde.

Al menos dos personas fallecidas y más de 1.200 evacuados dejan hasta ahora en el extremo norte de Chile las lluvias del llamado invierno altiplánico, que se abate en esta época del año en la zona andina y que ha inundado extensos terrenos poblados.

Las lluvias han sido particularmente copiosas desde el pasado jueves, amainaron en la madrugada de el viernes, sin embargo el mal tiempo ha seguido causando estragos hasta este martes en la zona norte de Chile.

Mucha gente se encuentra aislada junto a sus vehículos debido a los cortes de caminos y caída de puentes y aunque por algunas horas y gracias al trabajo de maquinaria pesada se repuso el tráfico, con la llegada de la noche, se volvió a suspender por seguridad ya que el cauce de las aguas ha seguido aumentando.