El alcalde de Calama, Daniel Agusto (43), salió a defenderse con todo luego de llenarse de cuestionamientos por haberse tomado vacaciones en medio de la emergencia en el norte por las fuertes lluvias y el corte de suministro de agua potable en dicha comuna.

En conversación con La Tercera, Agusto aseguró que ayer jueves retomó sus labores habituales y explicó que “todos los pronósticos nos eran favorables para toda la semana. El problema no se genera por los pronósticos, sino por el corte del agua”.

Añadió que viajó fuera de Chile “pensando que las condiciones habían mejorado”. Añadió que “no había mayor peligro en ninguna cosa”.

En esta línea recalcó que el mayor problema para la gente fue el corte y desabastecimiento, más que las lluvias o el clima.

Junto con calificar las críticas como “injustas”, aseveró que en el ámbito político muchos se aprovecharon de este caso: “Creo que yo no he tomado vacaciones, solo estuve tres días y muy pendiente, monitoreando completamente la situación, al tanto de todo”.