El sacerdote Tito Rivera, acusado por abuso sexual, concedió una entrevista al programa “Mentiras Verdaderas” de La Red, donde aseguró que es falsa la denuncia que recibió de Daniel Rojas.

En ese sentido, el cuestionado cura aseguró que “esta historia es inventada, un montaje con el fin de sacar dinero…han sido muy lapidarios conmigo y han tomado posturas que no son verdaderas”.

Añadió que “(Rojas) Iba a pedir ayuda a la Catedral y ahí lo conocí y lo ayudé, porque me pareció que había que ayudarlo”, por lo que criticó “la manera morbosa y grosera en que se relatan los supuestos hechos. La historia que él relata, para mi es una historia de ilusión. Él inventa esto”.

En otros pasajes, Rivera se anotó con una serie de frases llamativas como por ejemplo.

Cunado quiso explicar que tuvo relaciones sexuales con mujeres, indicó que esto “es como el matrimonio, uno promete y al andar en el camino cae”.

A su vez, aclaró que “he tenido algunas conductas homosexuales, sí, pero no me reconozco como homosexual”.

Sobre este punto detalló que en la Iglesia “había una suerte de consenso en que algunas maneras de relacionarse son naturales, vivir en comunidad entre hombres y una suerte de desprecio por la mujer (…) Me atrevería a decir que el 50% de los sacerdotes chilenos son homosexuales”.